priscilianismo


Búsquedas relacionadas con priscilianismo: Sulpicius Severus

priscilianismo

(De Prisciliano, prelado.)
s. m. RELIGIÓN Doctrina religiosa de dicho prelado español del siglo iv, que defendía puntos comunes con el agnosticismo y el maniqueísmo.

priscilianismo

 
m. rel. Herejía de Prisciliano, quien predicó un cristianismo ascético y simbólico.
Ejemplos ?
Francisco Javier Fernández Conde, catedrático de la Universidad de Oviedo, ha publicado con la editorial TREA el libro Prisciliano y el priscilianismo.
En Gallaecia el cristianismo fue introducido, seguramente, a mediados del siglo III, por soldados de la Legio VII Gemina. Un episodio notorio fue la difusión del priscilianismo a finales del siglo IV.
El presbítero Frontón acusa a varios importantes familiares del comes Hispaniarum Asterio de priscilianismo entre los años 419 y 420, debiendo acudir a Tarraco a defender a los suyos de la acusación.
Tras la caída del Imperio romano de Occidente (476) y con la instauración en Hispania de los invasores germánicos en reinos que se convierten al cristianismo (el reino suevo en el siglo V y el reino visigodo en el siglo VI), se consolida la unidad y especificidad de la Iglesia hispana, aferrada a la tradición latina y en continua lucha con el priscilianismo, el arrianismo y el paganismo de la élite dirigente y el pueblo.
Entonces redactó su Libellus de fide, una obra erudita donde abusa un poco de la alegoría y expone sus ideas sobre Dios, la Santísima Trinidad, el hombre, el demonio y el canon de las Escrituras, gracias a la cual resultó absuelto por más que en este escrito demuestre simpatía por el Ofismo y la Astrología y no se halle en él una condena explícita al Priscilianismo.
En su Reparatione describió la toma de Roma por Alarico en primera persona, por lo que se estima que estaba allí en esa fecha (410 d. C.) Libellus de fide, compuesto hacia el 415; es una profesión de fe en la que se defiende de las acusaciones de Priscilianismo.
En o hacia el año 380 tuvo lugar el primer sínodo de Zaragoza, en el que los obispos de la península y de Aquitania adoptaron ocho cánones relacionados más o menos directamente con el priscilianismo, la herejía dominante del momento.
Esta identificación se funda en la frase con que inicia su profesión de fe: «Peregrinus ego sum...», y en su supuesto priscilianismo.
La invalidez de la consagración de Máximo como obispo de Constantinopla (Canon 4). La condena del Priscilianismo doctrina herética defendida por Prisciliano.
En 343, Casto, obispo de Zaragoza, fue convocado a Serdica (actual Sofía, Bulgaria) para combatir el arrianismo. También se realizaron concilios en Zaragoza, siendo el primero en 380 dedicado a la lucha contra el priscilianismo.
En el terreno religioso, fue un importante perseguidor del priscilianismo, doctrina asentada con fuerza en la Gallaecia de entonces.
En el siglo IV se desarrolló el priscilianismo que no fue un movimiento monástico organizado bajo una misma regla en comunidades, alejados de la vida mundana.