prisa


También se encuentra en: Sinónimos.

prisa

(Del ant. priessa < lat. pressa, aprieta.)
1. s. f. Rapidez con que sucede o se hace una cosa el trabajo hecho con prisa sale mal. lentitud
2. Estado o necesidad de una persona que debe hacer una cosa de forma inmediata o rápida hazlo pronto que hay prisa. urgencia
3. Gran afluencia de gente en un determinado lugar para obtener una cosa. gentío
4. Acumulación grande de cosas por hacer.
5. andar una persona de prisa coloquial No tener suficiente tiempo una persona para cumplir con sus obligaciones o sus deberes.
6. a prisa loc. adv. Con rapidez o celeridad voy corriendo y a prisa porque pierdo el tren.
7. a toda prisa loc. adv. Con la mayor rapidez posible fuimos a toda prisa para que no nos pillara la tormenta.
8. correr prisa una cosa coloquial Ser muy urgente o necesaria una cosa haz rápido la carta que corre prisa.
9. dar prisa coloquial Obligar a una persona a hacer una cosa con rapidez y brevedad.
10. dar prisa un cosa coloquial Correr prisa.
11. darse prisa una persona coloquial Hacer una cosa con rapidez date prisa que llegamos tarde.
12. de prisa loc. adv. Con rapidez se vistió de prisa y se fue.
13. de prisa y corriendo loc. adv. Con rapidez y de manera descuidada.
14. estar una persona de prisa coloquial Tener que hacer una persona varias cosas con urgencia y rapidez.
15. meter una persona prisa coloquial Hacer que una persona haga las cosas con brevedad y rapidez no me metas prisa que me pones nervioso.
16. tener una persona prisa Tener que hacer una persona las cosas con urgencia y rapidez.

prisa

 
f. Prontitud y rapidez con que sucede o se ejecuta una cosa.
Rebato, escaramuza o pelea confusa.
Concurso grande al despacho de una cosa.
Ansia, premura o precisión de hacer o de decir una cosa.
A prisa o de prisa. loc. adv. Aprisa.
A toda prisa o de prisa y corriendo. Con la mayor prontitud, sin pausa, aceleradamente.
Correr, o dar, prisa una cosa. Ser urgente.
Dar prisa. Instar y obligar a uno a que ejecute una cosa con presteza y brevedad.
Darse uno prisa. Apresurarse en la ejecución de una cosa.
Meter uno prisa. Apresurar las cosas.

prisa

('pɾisa)
sustantivo femenino
1. rapidez con que ocurre o se realiza una cosa Conducir con prisa ocasiona accidentes.
2. necesidad de ejecutar algo con urgencia llevar prisa
con gran rapidez Hicieron el trabajo a toda prisa.
apresurarse en la ejecución de una cosa Date prisa, que llegamos tarde.
hacer que alguien vaya más rápido realizando algo Nos metieron mucha prisa con la entrega.
Sinónimos

prisa


correr prisa locución urgir, apremiar, acuciar.
de prisa locución adverbio deprisa
Traducciones

prisa

Hast, Eile

prisa

spěch

prisa

hast, hastværk

prisa

kiire, ryntäys

prisa

žurba

prisa

大急ぎ, 突進

prisa

골풀, 서두름

prisa

haast

prisa

pressa

prisa

brådska

prisa

ความเร่งรีบ, รีบเร่ง

prisa

sự vội vã, sự vội vàng

prisa

SF (= prontitud) → hurry, haste; (= premura) → urgency
con las prisas me olvidé el paraguasin the rush I forgot my umbrella
voy con mucha prisaI'm in a great hurry
a prisaquickly, hurriedly
a toda prisaas quickly as possible
correr prisa (Esp) → to be urgent
no corre prisait's not urgent
¿corren prisa estas cartas?are these letters urgent?, is there any hurry for these letters?
¿te corre prisa?are you in a hurry?
darse prisato hurry, hurry up
¡date prisa!hurry (up)!, come along!
de prisaquickly, hurriedly
meter prisa a algnto make sb get a move on, make sb hurry up
tener prisato be in a hurry
sin prisa pero sin pausaslow but steady

prisa

f. haste, rush;
a toda ___right away;
v.
tener ___to be in a hurry;
vr.
darse ___to hurry.
Ejemplos ?
De Areal aquí hay la carreriña de un can. No me paré a resollar ni tan siquiera un menuto, porque te corría prisa la caja, mujer.
Por lo demás, la señora Generala y yo hablaremos a solas (cuando le sea cómodo, pues yo no tengo nunca prisa) acerca de insignificantes pormenores de conducta, que darán forma natural y admisible a lo que siempre será, en el fondo, una gran caridad de su parte...
Míster Jones se detuvo, giró sobre sí mismo y se desplomó. Los peones, que lo vieron caer, lo llevaron a prisa al rancho, pero fue inútil toda el agua; murió sin volver en sí.
—¡Hiptálmica, hiptálmica! respondió riendo y desnudándose a toda prisa. Cuando entré, me sorprendió el silencio considerable de este dormitorio.
“Muy bien”, dijo el piojo al sapo, e inmediatamente fue tragado por el sapo. Ahora bien, el sapo anduvo largo tiempo, caminando sin darse prisa; después encontró a una gran serpiente llamada Blanca Víbora.
Excusándose, doliente el rostro, fueron, enfadados, atormentados, sin querer ir de prisa, y numerosas veces los mensajeros los trataron con violencia, los golpearon, para llevarlos ante los jefes.
Después de algunas gestiones sobre negocios, de prisa, como es su costumbre, saca una carta algo parecida a la otra, la abre, pretende leerla, y después la coloca en estrecha yuxtaposición con la que codiciaba.
El murmullo monótono del agua en el cinc lo arrullaba, y en su rumor oía distintamente, hasta arrancarle una sonrisa, el tintineo de los cubiertos que la sirvienta manejaba a toda prisa en la cocina.
Acababa de lograr que su cabeza descendiera por el aire en un gracioso zigzag y se disponía a introducirla entre las hojas, que descubrió no eran más que las copas de los árboles bajo los que antes había estado paseando, cuando un agudo silbido la hizo retroceder a toda prisa.
Se dio cuenta en seguida de que la causa de todo era el abanico que tenía en la mano, y lo soltó a toda prisa, justo a tiempo para no llegar a desaparecer del todo.
Prismáticas molicies, ostentosas y gigantescas moles, intentos piramidales que se rematan con lujosas quintas colgantes, enmarcan con sus aceros y sus cristales, con sus cementos y sus ladrillos forrados de brillos para el aire, la frigidez de su silueta; individualidades fálicas que se yerguen altaneras entre la colectividad matriarca y que perfilan, como grotescas venas egoístas, a las avenidas que se alargan envidiosas; que se cruzan y entrecruzan agresivas; que se enroscan ardidas de su condena reptil, para enmarañarse en incansable agitación perpetua de automóviles, camiones, motocicletas. Cínicos que rugen sin importarles nada más que su prisa.
-Recibirás carta mía cada quince días -le dijo Federico-. Y más de prisa que las cartas te llegarán los telegramas. Los días se vuelven horas, y las horas, minutos.