principesco

principesco, a

(Del ital. principesco.)
adj. Del príncipe o de la princesa se están haciendo reformas en la zona principesca de palacio.

principesco, -ca

 
adj. Díc. de lo que es o parece propio de un príncipe o princesa.
Traducciones

principesco

principesco

principesco

princier

principesco

fyrstelige

principesco

furstlig

principesco

ADJprincely
Ejemplos ?
El oro envolvía a John; pero John no necesitaba del oro, y lo ganaba únicamente por el viril placer de desarrollar la energía de ganarlo. Marck, el hijo, sin desatender completamente los negocios, gastó un boato fastuoso y principesco.
---- Las fiestas del Centenario estuvieron espléndidas. No faltó nada al colorido principesco del que habla El Imparcial. Aquello fue una Rusia aristocrática con cargas de caballería en las calles, sablazos y prisiones.
Yo estuve en el campo de muerte, corrí mil peligros y a duras penas pude tornar a mi hogar. Él, rodeado de un aparato principesco, visitó los palacios de los reyes y volvió con presentes numerosos.
La cara traviesa del lindo muchacho se iluminó con una sonrisa, y salió vivamente después del palco principesco, cual si fuera a cumplir un encargo urgente.
Se dirigió entonces a unas truchas salmonadas, creyéndolas manjar menos principesco y que le dejarían comer; pero la mano invisible vino de nuevo a castigar su atrevimiento, y la voz misteriosa a repetirle: -¡Tate...
Acaso, quizá, porque un demonio principesco, con un espíritu grande, aun en su caída, tal como lo describiera Milton en su Paraíso, no hubiera sido comprendido en aquel tiempo; hubiera hecho el efecto de un objeto de veneración.
La princesa Adelaida de Orleáns, allá en los tiempos del rey de los franceses, tenía la buena costumbre de asomarse cada mañana al jardín de su palacio y con sus propias manos desparramaba una cestilla de trigo, avena y mijo, para alimento de las aves, que acudían puntualmente, esperando el regalo principesco.
Y como no soy tan estúpido de creeros tan poco ingeniosos advierto que sería contrario a todas las leyes naturales y sociales -y principalmente la de la propia conservación, que ningún ser puede dejar de lado- que hombres investidos de la fuerza pública se despojaran por su propia voluntad de la investidura y del derecho principesco que les permite vivir en el lujo sin producirlo.
El estado se subdivide en 22 distritos. Hasta 1947, Jammu y Cachemira era un estado principesco con una mayoría musulmana pero gobernada por un majarás (rey) hindú.
Inicialmente el aisymnetes era un juez de los juegos heroicos; en los poemas homéricos los aisymnetai son personajes de linaje principesco que se encargan de organizar los juegos durante las festividades.
Aunque era católico practicante, se casó en 1930 en Abengourou con una magnífica mestiza marfileño-senegalesa, Kady, cuyo nombre auténtico era Khadija Racine Sow (1913-2006), hija de un rico comerciante senegalés, Ali Racine Sow, de confesión musulmana, y de madre Baoulé de origen principesco.
Posteriormente, formó parte del estado principesco de Garhwal y se convirtió en uno de los objetivos de las tropas británicas durante la guerra anglo-nepalí de 1814.