primor

(redireccionado de primores)
También se encuentra en: Sinónimos.

primor

(Del lat. primores, cosas de primer orden.)
1. s. m. Habilidad y cuidado en la realización de una cosa hace su trabajo con primor. esmero
2. Cosa realizada con esa habilidad y cuidado este tapete es un primor.
3. Persona de buenas cualidades cásate con ella, es un primor. encanto
4. que es un primor loc. adv. Se usa para enfatizar alguna cosa tu abuela cose que es un primor.

primor

 
m. Habilidad, esmero o excelencia en hacer o decir una cosa.
Artificio y hermosura de la obra ejecutada con él.

primor

(pɾi'moɾ)
sustantivo masculino
1. habilidad y cuidado con que se hace o dice una cosa El artesano trabajaba con primor.
2. cosa que es bella y fue realizada con cuidado y habilidad Qué primor de pintura has comprado.
Traducciones

primor

destrèsa

primor

belegajo

primor

primor

primor

Деликатес

primor

美味

primor

美味

primor

delikatesse

primor

delikatess

primor

SM
1. (= delicadeza) → delicacy
2. (= maestría) → care, skill
hecho con primordone most skilfully, delicately made
cose que es un primorshe sews beautifully
3. (= objeto primoroso) → fine thing, lovely thing
hace primores con la agujashe makes lovely things with her needlework
hijos que son un primordelightful children, charming children
Ejemplos ?
Tú harás lo que él, sólo que como tú eres más tunante, tú te dirás: «Los ojos platican y no comprometen», porque los ojos no dejan rastro, y con los ojos se tantea er terreno y se sabe si se puée o no se puée entrar en vedao, y eso es lo que jacen los vivos como tú y no los tontos como el compadre. ¿Tú te enteras? -Bueno, ¡vamos a dejarnos de primores! ¿Dices tú que el compadre te dijo...?
Ese Dios de cuya mano brotó la creación y en un instante la alumbró con su soplo soberano, ese sol encendiendo rutilante: ese Dios cuyo afán, cuyo cariño paternalmente cuida del imperfecto ser que nace niño sin medios de guardar su débil vida; que el camino señala a los torrentes lo mismo que a los límpidos arroyos, abriendo a sus vertientes sulcos escasos o profundos hoyos; que da a los mares y a los campos galas y exquisitos primores...
Y vine aquí tan absorto en mis memorias de joven, tan contento de admirar de Granada los primores, que no sé ni darme cuenta de la obstrucción que me absorbe, ni de mi conciencia muda, ni del tiempo que urge y corre.
Hay primores ó exquisiteces rítmicas que no se conocen ni ad- quieren, sino después de mucha costumbre de rimar y de estar uno familiarizado con las producciones de los más aventaja- dos ingenios; y en esas gallardías son pródigas ambas poetisas.
Gertrudis tenía unos dedos primorosos para la cocina; era, sobre todo, inteligente en pescado frito, y aun la caldereta la comprendía con un instinto que sólo se revela en una verdadera vocación. Con los mariscos hacía primores.
A Juan Montalvo, egregio prosador, gran artista de la pa- labra, diestro en utilizar los primores de la lengua, cervan- tesco hasta cuando abusa del arcaísmo, lo calificaba yo, há quince años, de ser el más correcto y castizo de los escritores de nuestro siglo.
y miruellas; respirarás las brisas balsámicas que juegan con las fragantes rosas que esmaltan las praderas; verás los rayos de oro del sol, cuando amanezca, y perlas de rocío, y hasta nubes de perlas; verás, en fin, primores; pero de tal grandeza, que no podrás cantarlos, ni los soñó siquiera en sus inspiraciones «la rica, gaya ciencia.» Mas del deliquio dulce en que el cuadro te aduerma, cuida no te despierte con su prosa grosera la humanidad inculta que la campiña puebla.
Al visitarla la primera vez comprendí claramente que ninguna noción estética había determinado la escogencia de todo eso; que lo tenía porque le había gustado como a otras les gustan la felpa rosada, las terracotas de a seis francos, las oleografías y las flores de trapo, y cuando por exigencia suya comí en su departamento, lo suculento de las viandas, lo inédito de las salsas y lo añejo de los vinos me hizo ver que poseía aquellos primores de la industria artística, solamente porque necesitaba como cosa corriente y a cualquier precio sensaciones profundas y finas.
l día de su casamiento con: D Salustiano de Olózaga Aunque a la aurora temores, y al mismo sol dés enojos, te sientan con mil primores la languidez en los ojos, y en el cabello las flores.
Tomó acta de todos estos primores, y a su vuelta a Palacio trató con sus consejeros de ponerles un correctivo; pero tuvo que desistir de su propósito, porque se le dijo que estaban dentro del derecho concedido por la Constitución.
Las dos cuñadas pasan al comedor; nada falta: tras el cristal de los artísticos aparadores relumbran porcelanas y electroplatas; en las rinconeras ostentan los cacharros sus campos y arabescos de oro, sus pinturas al fuego, el rococó de sus relieves; Baccarat ha enviado sus primores de muselina, sus copas de gasa; Pomona, sus grosuras; Flora, lo más selecto de su reino; y hasta el sol parece que acrecentara su belleza para filtrarse por los vidrios de colores de la ancha reja.
Y a tanto alcanzó en esto de lectura, que, en voz alta y acentuando cada vez más el estilo, se apechugó todo el Arco Iris de Paz y toda La Familia Regulada. Oyéndole estos primores, pasaba el padre Ignacio las horas muertas, y le chorreaba cada baba que ni parvulillo en dentición.