presidiario

(redireccionado de presidiarios)
También se encuentra en: Sinónimos.

presidiario, a

s. Persona que cumple una condena en presidio los presidiarios paseaban por el patio de la cárcel. preso, recluso
NOTA: También se escribe: presidario

presidiario -ria

 
m. f. der. Penado que cumple en presidio su condena.
Sinónimos

presidiario

, presidiaria
sustantivo masculino
preso, recluso, cautivo, penado, condenado, forzado.
Presidiario, preso y recluso aluden a la persona que cumple una pena recluida en la cárcel. Penado y condenado se utilizan cuando una persona ha recibido la sentencia de cumplir pena carcelaria.
Traducciones

presidiario

convict, prisoner

presidiario

bagnard, détenu

presidiario

/a SM/Fconvict
Ejemplos ?
En seguida se relacionó el expediente promovido por el Juez Mayor de Policía sobre el remate de la manutención de presidiarios, y en atención a que la escritura del que hizo don Fernando Cañol se había perdido y que en la Tesorería General debía haber constancia de este documento, acordó el Cuerpo se pidiese una copia de las condiciones con que se verificó, y agregada al expediente, se devolviese al Superior Gobierno para que, en vista del informe pedido, resolviese lo que estimase justo y conveniente.
(EXCLAMACIONES.) ¿Es que acaso para que el pueblo se comporte decentemente y civilizadamente, tiene que vivir bajo el miedo, tiene que andar un tipo con ametralladoras, fusiles y cananas, con la fuerza, como si se tratara de delincuentes o de presidiarios?
Entonces el señor Lheureux le mostró delicadamente tres echarpes argelinos, varios paquetes de agujas inglesas, un par de zapatillas de paja, y, finalmente, cuatro hueveros de coco, cincelados a mano por presidiarios.
, demostrándose con hechos y guarismos oficiales que los peores criminales condenados, los presidiarios de Inglaterra y Escocia, trabajaban muchos menos y estaban mejor alimentados que los trabajadores agrícolas de esos mismos países.
esión de 8 de enero de 1813 Presentación de Mariano Prado sobre que se le diese certificado de un expediente.- Proyecto de dar más extensión a la cárcel pública.- Sitio para guardar los utensilios de los presidiarios.- Sobre cesión de raciones de nieve a favor de la Sociedad Económica de Amigos del País.
Se ha mandado habilitar la parte ya concluida de la cárcel penitenciaria para trasladar a ella inmediatamente, el número posible de presidiarios de los carros.
Y, últimamente, se relacionó una representación del ser Juez Mayor de Policía, con el informe producido por el señor Procurador General; y resolvieron los señores que, con respecto a anunciarse la pérdida del expediente de la subasta de la manutención de presidiarios y de hallarse tomada razón de las condiciones del remate en la Tesorería de Ejército; se pidiese al Gobierno se le mandase dar por sus ministros una copia de ellas para evacuar el informe que sobre el particular se le había pedido.
La cubierta toda rebosaba de instalaciones improvisadas, para caballos y mulas; de carros y rodados de todas clases, de cajones, de barricas, de baúles y de catres; muchos pasajeros apiñados en la proa: soldados que acompañaban hasta la isla de los Estados, a los presidiarios...
Que la administración de justicia se encuentra en la mayor prostitución, pues se constituye á los Jueces de Distrito en agentes del centro para oprimir á los Estados; que el poder municipal ha desaparecido completamente pues los Ayuntamientos son simples dependientes del Gobierno para hacer las elecciones; que los protegidos del Presidente perciben tres y hasta cuatro sueldos por los empleos que sirven con agravio de la moral pública; que el despotismo del poder Ejecutivo se ha rodeado de presidiarios y asesinos que provocan...
Cuando los carceleros extrajeron a su jefe de la pila, chorreando de agua y enlodado de la cabeza a los pies, una carcajada homérica estalló entre los detenidos. Por fin el vicedirector veía desarrugarse el entrecejo de los presidiarios.
De pronto, mi amigo, con esa vehemencia característica en él, mostrándome con un ademán el grupo de presidiarios que engrosaba por instante en torno al doctor, exclamó con voz sorda y contenida: -¡Mira!
El plazo depende también de los obispos; la pena, a semejanza de la de los presidiarios, puede ser conmutada y acortada por la caprichosa generosidad de los personajes en candelero.