prerrafaelista

prerrafaelista

(De pre, anterior + Rafael, pintor.)
1. adj. ARTE Del prerrafaelismo.
2. adj./ s. m. y f. ARTE Artista seguidor de este movimiento estético y artístico inglés.
NOTA: También se escribe: prerrafaelita

prerrafaelista

 
adj. pint. Díc. del arte anterior a Rafael de Urbino y de los artistas de la misma época.
Relativo al prerrafaelismo.
Ejemplos ?
Pintoresco y gracioso en los poemas de Dante-Gabriel Rossetti, en los que apenas continúa el misticismo naciente y exterior de la primera pintura prerrafaelista, sigue siendo exterior desde el punto de vista literario, si bien desde otro punto de vista ya lo es menos, bajo los trascendentales empeños de revolución social en lbsen, y de renovación evangélica en Tolstoi, hasta hacerse más hondo y medular, a medida se desinteresa en absoluto, como en el claro misticismo del gran poeta belga.
Londres, 5 de diciembre El hilo de luz que me hará encontrarla, está en el misterioso parecido del cuadro de Rivington con ella, pensé hace dos semanas y por un fenómeno que es frecuente en mí y que me hace tomar siempre el camino más largo y perderme en él cuando trato de investigar algo que me interesa, en vez de irme derecho al viejo, o de preguntarle el nombre del pintor de la misteriosa tela y de continuar inquiriendo hasta dar con la verdad, me entregué, con loco entusiasmo al estudio de los orígenes y del desarrollo de la escuela prerrafaelista, de las vidas y de las obras de sus jefes y de las causas que determinaron la aparición de ella en el mundo del arte.
La pintura es un perfecto espécimen de los procedimientos de la cofradía prerrafaelista; casi nulo el movimiento de la figura noble, colocada de tres cuartos y mirando de frente; maravillosos por el dibujo y por el color los piececitos desnudos que asoman bajo el oro de la complicada orla bizantina que borda la túnica blanca y las manos afiladas y largas, que desligadas de la muñeca al modo de las figuras del Parmagiano, se juntan para sostener el manojo de lirios, y los brazos envueltos hasta el codo en los albos pliegues del largo manto y desnudos luego.
A veces vuelve sobre sus pasos y resucita en alguna forma antigua, como sucedió en el movimiento arcaico del último arte griego y en el movimiento prerrafaelista contemporáneo.
Burges se encuadra dentro de la tradición neogótica, sus trabajos entroncan con el movimiento prerrafaelista y el Arts and Crafts.
En la Royal Academy of Arts, John y Effie asisten a una cena en la que hay un acalorado debate sobre el nuevo movimiento artístico prerrafaelista, con el cual John simpatiza.
Uno de sus cuadros más famosos es Adiós a Inglaterra ("The Last of England"), retrato de una pareja de inmigrantes a bordo de un barco que les alejará de Inglaterra para siempre. Se inspiró en la partida del escultor prerrafaelista Thomas Woolner, quien emigró a Australia.
Una de las características del simbolismo es la oscura atracción por la mujer perversa, la femme fatale, la Eva convertida en Lilith, la mujer enigmática y distante, turbadora, la mujer que Manuel Machado definió como «quebradiza, viciosa y mística, virgen prerrafaelista y gata parisina».
Entre los artistas británicos que recibieron influencias del movimiento prerrafaelista puede citarse a John Brett, Philip Calderon, Arthur Hughes, Evelyn de Morgan y Frederic Sandys.
La corriente realista fue encabezada por Hunt y Millais, mientras que el medievalismo estaba representado por Rossetti y sus seguidores Edward Burne-Jones y William Morris, quién diese en Birmingham, en 1891, el "Discurso sobre una muestra de la Escuela Prerrafaelista Inglesa", donde da cuenta de las convicciones artísticas del movimiento y reconoce su influencia en el arte europeo posterior.
Los pintores prerrafaelitas rechazaron la estetización del entorno mediante estrategias pictóricas y aunque el parecido de los paisajes prerrafaelitas con los de los pintores flamencos e italianos primitivos es escaso, existen algunos puntos en común: aislamiento de detalles naturales, enfoque homogéneo en toda la imagen (aspecto que ha sido interpretado como un rechazo de las convenciones paisajistas que predominaron después del Renacimiento) y equilibrio entre los elementos figurativos y paisajísticos. La pintura prerrafaelista fue mostrada al público por primera vez en 1849.
En 1850 la Hermandad Prerrafaelista se convirtió en el centro de una polémica a causa de la exhibición del cuadro de Millais, Cristo en casa de sus padres, considerado blasfemo por varios críticos, entre ellos el famoso novelista Charles Dickens.