Ejemplos ?
Estaba Pedro perplejo pensando qué podría significar la visión que había visto, cuando los hombres enviados por Cornelio, después de preguntar por la casa de Simón, se presentaron en la puerta; 18.
Míster Chillip se había vuelto a casar; su mujer era alta y delgada, con la nariz aguileña, y tenían un niño muy delicado, con una enorme cabeza, cuyo peso no podía soportar, y con dos ojos opacos y fijos, que parecían siempre preguntar por qué había nacido.
Venía fumando un pitillo, y al preguntar por «Dolores» y oír que no se podía hablar con ella -lo cual era un modo de despedirle-, soltó a la vez un terno y la colilla ardiendo; el terno sólo produjo alarma en las chiquillas; la colilla, chamuscó el encaje de Richelieu de una sábana de cuna.
Por mucho que se diga acerca de los amigos que abandonan a uno en la hora de prueba, los Webber no tuvieron razón para quejarse; ninguna mujer de la vecindad dejó de abandonar su trabajo para acudir a la casa de Wolfert para preguntar por su salud y los detalles de su historia.
Por esto la vieja cantilena que dice que ese sentimiento, por tanto un placer que nos damos como fin, constituye la causa primera de la determinación de la voluntad, que por tanto la felicidad (a la que ese placer pertenece como elemento) constituye el fundamento de toda necesidad objetiva de lograr, por tanto de toda obligación -esa cantilena forma parte de las frivolidades sutiles: cuando no se puede dejar de preguntar por la asignación de una causa a determinado efecto, se termina por hacer del efecto la causa de sí mismo.
Aqui me estoy regalando con el mosto que esta muy particular solamente haviendolo visto pudiera haver creido fuese de Cantera El Caballo bayo de la Rosita que le presté a Estrada pueden preguntar por el.
Me escondí en la casa de Pedro y Marcelino y les encargué que te hiciesen creer, cuando fueses a preguntar por mí, que me había ido en lo que llamaban en el pueblo el coche misterioso.
También pudieran los que nos precedieron, luego que fue criado el hombre, mover esta cuestión; y, finalmente, el mismo primer hombre, un día después, o el mismo en que fue criado, pudo preguntar por qué Dios no le crió antes.
Excelencias, señorías, venia y mercedes serán sólo recuerdos enterrados en arduos calabozos, bajo escaleras sin retorno, ojos lacrimosos manchoneados por ojeras despintadas anhelando ser los mismos chics de antaño peinándose pestañas londinenses, parisinas o romanas; no tomarán más cocas ni dictados que irán a arrumbarse entre las nauseas del embargo. Y el arriero campanario de los muertos no tendrá que preguntar por quién se dobla...
2 Y acaeció que levantándose David de su cama á la hora de la tarde, paseábase por el terrado de la casa real, cuando vió desde el terrado una mujer que se estaba lavando, la cual era muy hermosa. 3 Y envió David á preguntar por aquella mujer, y dijéronle: Aquella es Bath-sheba hija de Eliam, mujer de Uría Hetheo.
¿ó quién se entristecerá por tu causa? ¿ó quién ha de venir á preguntar por tu paz? 6 Tú me dejaste, dice Jehová, atrás te volviste: por tanto yo extenderé sobre ti mi mano, y te destruiré; estoy cansado de arrepentirme.
Con este criterio se evalúa que extraen informaciones concretas que pueden aparecer expresadas con palabras diferentes a las usadas para preguntar por ellas y contrastar las informaciones procedentes de diversas fuentes...