preformacionismo

preformacionismo

 
m. biol. Díc. de la teoría según la cual en el óvulo fecundado se hallaría ya formado el futuro individuo y el desarrollo embrionario consistiría solo en el crecimiento de este.
Ejemplos ?
La primera de ellas llamada comúnmente preformacionismo, sostiene que las estructuras del embrión están preformadas desde el principio y luego estas simplemente aumentan de tamaño.
No pudiendo hacer uso del microscopio, se orienta hacia la biología teórica y compone varios escritos filosóficos, como su Ensayo de psicología (1754) o el Ensayo analítico sobre las facultades del alma (1760). En 1762 publica sus Consideraciones sobre los cuerpos organizados, donde expone su preformacionismo.
En embriología, y gracias al uso del microscopio, Malpighi fue el primero en presentar una evidencia visible de la constitución detallada de un embrión en etapas tempranas del desarrollo. Malpighi interpretó sus observaciones como una prueba a favor del preformacionismo.
Agobiado por la envidia de muchos de sus colegas, en 1684 su casa en Bolonia fue incendiada; en compensación, el papa Inocencio XII le nombró su médico personal y lo acogió en Roma con todos los honores. historia de la histología historia de la medicina historia de la microscopía preformacionismo
En su obra Theoria Generationis (1759), Wolff recuperó la teoría de la epigénesis defendida por Aristóteles y William Harvey. Se oponía así a la teoría tradicional, que sostenía que los organismos estaban ya preformados en el semen (preformacionismo).
A partir de finales del siglo XVII el preformacionismo se impone entre la mayor parte de los naturalistas por diversos motivos. En primer lugar, el epigenetismo mecanicista de Descartes había sido incapaz de ofrecer un marco teórico convincente para la explicación del desarrollo.
l preformacionismo (también llamado preformismo o teoría preformista) es una antigua teoría biológica según la cual el desarrollo de un embrión no es más que el crecimiento de un organismo que estaba ya preformado (homúnculo).
El preformacionismo se opone al epigenetismo, según el cual el organismo no está preformado en el cigoto, sino que se desarrolla como resultado de un proceso de diferenciación a partir de un origen material relativamente homogéneo.
A principios del siglo XIX los partidarios del preformacionismo se dividían en dos grandes grupos: aquellos que defendían que el animal preformado se encontraba en el esperma (animaculismo) y aquellos que lo situaban en el óvulo sin fecundar (ovismo).
En la Grecia Clásica, Leucipo de Mileto (s.V a. C.) (De rerum natura) y Demócrito fueron los defensores más célebres del preformacionismo.
La aceptación generalizada del preformacionismo se prolongó hasta mediados del siglo XVIII, cuando autores como Buffon, tomando como modelo la mecánica newtoniana ensayaron nuevas teorías epigenetistas.
El reduccionismo genético, según el cual el fenotipo está completamente codificado en el genotipo ha sido calificado como un nuevo tipo de preformacionismo.