predicante

predicante

adj./ s. m. y f. RELIGIÓN Se aplica al sacerdote que predica una religión no católica.

predicante

 
adj.-com. Que predica.
Díc. del ministro de una secta o religión.
Ejemplos ?
Mas estos tales ya tienen su retrato hecho, y de muy buena mano, en aquel célebre coloquio de un patriota con un predicante de la ley de Napoleon, que le venia á tentar para hacerle prevaricar en la fé política.
Yo detesto como vosotros su libro, que tal vez yo entiendo mejor que vosotros, y al que habéis respondido muy mal; pero ¿habéis visto que este libro haya cambiado la faz del mundo? ¿Hay algún predicante que haya perdido un florín de su pensión por la venta de las obras de Espinosa?
Mucho peor que eso, me respondió un predicante de capa negra; que es hombre que cree que puede uno salvarse por sus buenas obras lo mismo que por la fé: y bien veis que si se acreditaran semejantes opiniones, no podria subsistir la república; por eso es menester leyes severas para poner freno á escándalos tan horrorosos.
Sabed que un capuchino entusiasta, faccioso, ignorante, acomodaticio y vehemente, emisario de algún ambicioso predicante, confesante, comulgante, o cabalante, trastornará una provincia, mas bien que la podrán ilustrar cien autores.
En torno al año 379 vuelve a Gallaecia y comienza un período predicante durante el que propugna y practica un cristianismo ascético (que incluye desde el vegetarianismo al celibato), incorporando a la liturgia elementos populares como el baile, o la celebración de eucaristías al aire libre.
Durante éste periodo, el primer libro publicado en esloveno fue escrito en cabeza del predicante protestante Primož Trubar y sus seguidores, quienes establecieron la base para el desarrollo de un idioma esloveno estándar.
Fernández de los Ríos escribió sobre el Martín González de 1821: “Predicante, valiente, evangelista firme, vivo, sencillo, fogoso, recta intención, y chico de cuerpo, pero grande y esforzado de ánimo luego que oye nombrar Jesuitas, o bulas in Coena Domini o de composición”.
De sí mismo ha dicho que se consideraba como el "arquitecto" del rock and roll, pero que el color de su piel le apartó de la gloria acaparada, entre otros, por Elvis. Además, se autodenomina "El Predicante Rey del Rock & Roll, Rythm & Blues y Soul".
Ingresó en la predicante Orden Dominicana, tomando el nombre Michele, y profesó en el convento de Santa Maria sopra Minerva, Roma, en 1559.
Sin embargo, este nombre parece remitir a un mago alejandrino del siglo I citado por San Ireneo en su Adversus haereses. Hacia 379, durante el consulado de Ausonio y de Olybrio, volvió al noroeste peninsular y comenzó su período predicante.