preclaro

(redireccionado de preclaros)
También se encuentra en: Sinónimos.

preclaro, a

(Del lat. praeclarus , muy claro.)
adj. Que es digno de admiración y respeto asistieron al congreso los más preclaros científicos. ilustre, insigne

preclaro, -ra

 
adj. Esclarecido, ilustre, famoso y digno de admiración y respeto.
Sinónimos
Traducciones

preclaro

preclaro, superbo

preclaro

ADJillustrious
Ejemplos ?
Fijose el domicilio conyugal en Esquivias, punto que, por su proximidad con la corte, le permitía cultivar amistades y activar sus pretensiones. Estableció comunicación con los preclaros ingenios de aquella época, excediéndose muchas veces en sus elogios.
Y no es que se niegue la validez de tanta indagación, es admirable, sino que mucho de lo que los jóvenes licenciados en educaciones toman como la maravilla de la posmodernidad, ya había sido meditado, discutido, experimentado y escrito, como lo dije arriba, por preclaros maestros mexicanos que como jamás son mencionados en las investigaciones universitarias de educación, cual si se negara su reconocimiento o en realidad se anduviera a ciegas, sin saber nada de ellos, se da la impresión de nunca haber existido.
Por ella el camino es de los altísimos hacia los techos del gran Tonante 170 y su real casa: a derecha e izquierda los atrios de los dioses nobles por sus puertas se concurren abiertas, la plebe habita otros, por sus lugares opuestos: en esta parte los potentes celestiales y preclaros pusieron sus penates.
Palmario, el Gólgota, frío, quedó en los aires desiertos, con sus dos brazos abiertos, predicando en el vacío… Y entonces, como en estío los insectos en los faros, innominables, ignaros, surgiendo del horizonte, rodeaban la cruz y el monte todos los muertos preclaros.
Todas las cuales cosas, si se guardasen con todo cuidado, según el beneplácito de la voluntad divina, por todos aquellos a quienes tocan, seguramente cada familia representaría la imagen del cielo, y los preclaros beneficios que de aquí se seguirían, no estarían encerrados entre las paredes domésticas, sino que emanarían abundantemente a las mismas repúblicas.
Los que ocupaban la ciudad de Mileto, el frondoso Ptiro, las orillas del Meandro y las altas cumbres de Micale tenían por caudillos a Nastes y Anfímaco, preclaros hijos de Nomión; Nastes y Anfímaco que iba al combate cubierto de oro como una doncella.
Sebastián) para ejemplo y escarmiento universal.» Este arcediano justiciero, que á juzgar por el retrato de Pacheco tenía cara de hiena, acabado aquel acto, se volvió tranquilamente «á su casa y quietud, donde con admirable ejemplo de singular modestia y compostura gastó el resto de la vida en el ejercicio de todas las virtudes.» Por no hacer demasiado prolijo este informe, no señalaré episodios muy interesantes y completamente desconocidos en las vidas de otros muchos de los hombres preclaros que figuran en el Libro de Francisco Pacheco.
De donde habiendo sido llamados por favor de la divina clemencia a esta sagrada cátedra de Pedro, aunque inmerecidamente; reconociéndoos como verdaderos Reyes y Príncipes Católicos, según sabemos que siempre lo fuisteis, y lo demuestran vuestros preclaros hechos...
Ya en algún modo hemos procurado oponer las artimañas a la fuerza, y viendo cuán pocos elogios hemos merecido a la ingrata patria, que paga en desprecio y pullas nuestras vigilias, hemos dado en la flor de alabarnos los unos a los otros, tratándonos mutuamente de científicos y preclaros varones, por aquello de asinus asinum fricat, que quiere decir, el sapiente aplaude al sapiente.
Cuando los personajes entren a formar parte de un concepto general en un edificio concreto, cuando se agrupan en las casas consistoriales sus más preclaros hijos, en una universidad sus lumbreras científicas, en un concurso los sacerdotes de la palabra, entonces la forma más aceptable, propia, inteligible, adaptada a la unidad es lo que hemos calificado de relieve.
Para los adolescentes también tenía unos brebajes que los harían más salvajes con barros efervescentes. Para preclaros adultos una dosis de cemento y ya sin entendimiento amontonarlos en bultos.
En San Francisco Xavier obtuvo su título en 1808 D. José Ellauri, Jurista, diplomático y miembro de los más preclaros de la Constituyente de 1829.