Ejemplos ?
Debíase fingir el consentimien­to, tal como lo había sugerido Salvador. Indu­cido Morán a precipitar las cosas, debía caer en la trampa tendida.
Lo aislaba hasta del propio campo de la lucha. Volvía a precipitar a los obreros a la situación de parias en que vivían antes de la revolución de febrero.
---- Las persecuciones siguen tenaces desatando hogares en Tlaxcala, en Campeche, en Yucatán y en San Luis. Como si la tiranía estuviera cansada de vivir se empeña en precipitar la revolución que ha de darle la muerte.
Con los suyos tiene una equivocación y teme que la misma tirantez, que tanto le agrada, llegue a irritar a los otros y a precipitar el alzamiento.
Y al acabar de soltar su esperma: —Si esto sucede —añadió— habrá una sola y única cosa que tendré que lamentar, que es no precipitar yo mismo ese instante.
¿Continuaréis poniendo los músculos faltos de nutrición, al servicio de los esclavistas, en vez de venir con vuestras fuerzas a precipitar la desaparición de los males comunes?
¡Nuestra Solange! Y se iba a precipitar Lisbeta en sus brazos... Ludwig, no sabiendo cómo expresar su contento, comenzó a dar brincos.
Pero, porque nuestro gobierno haya permitido sistemáticamente después de la guerra el triunfo de los criminales, la ocupación de la ciudad por la escoria del pueblo, la ostentación de riquezas mal habidas por una miríada de empleados españoles y sus cómplices cubanos, la conversión de la capital en una casa de inmoralidad, donde el filósofo y el héroe viven sin pan junto al magnífico ladrón de la metrópoli; porque el honrado campesino, arruinado por una guerra en apariencia inútil, retorna en silencio al arado que supo a su hora cambiar por el machete; porque millares de desterrados, aprovechando una época de calma que ningún poder humano puede precipitar hasta que no se extinga por sí propia...
Este hecho se transformó en el elemento desencadenante del conflicto del Atlántico Sur, al producir una reacción británica considerada exagerada, y precipitar la decisión de la Junta Militar de adelantar la operación "Azul".
Este, afable le recibe, que se le aproxime manda, y en conversación secreta dijéronse estas palabras: «Mi hermano don Juan (al cabo es bastardo y esto basta) con su ambicioso manejo va a precipitar a Holanda.» «Su poder allí es temible.» «Yo, Pérez, no temo nada; todos sus pasos vigilo y sé cuanto piensa y habla.» «Vuestra comprensión inmensa...» «Y mi poder.
Argote: Buena intención; aplicación a leer y consultar; renuncia al amor propio por el amor de la patria; docilidad para ceder a la razón, aunque se oiga en boca de un enemigo o inferior; pausa para no precipitar su concepto y generosidad para confesar su engaño; firmeza para resistir a la seducción o peligro; dulzura y paciencia para persuadir, sin orgullo de querer primar; respetar las preocupaciones y combatirlas con sagacidad; en suma, sacrificar sus pasiones al bien general y proponerse la consecución de esto a toda costa.
Volvieron a acostarse y Curval, a quien la cólera sólo le había puesto más cruelmente impúdico, hizo a su hija cosas que todavía no podemos decir pero que, al precipitar su descarga, por lo menos le hicieron dormirse tranquilo.