precipitante


Búsquedas relacionadas con precipitante: precipitacion

precipitante

1. adj. Que precipita.
2. s. m. QUÍMICA Sustancia que produce la precipitación de otra determinada.

precipitante

 
m. quím. Cualquiera de los agentes que determinan la precipitación.
Ejemplos ?
Movimientos ligados a la revolución de 1968 pueden localizarse, entre otros países en Estados Unidos (protestas contra la Guerra de Vietnam, especialmente las que tuvieron lugar durante la Convención Nacional Demócrata de 1968, el Movimiento por los derechos civiles -de más amplio recorrido, pero que significativamente sufrió ese mismo año el asesinato de dos líderes significativos: Martin Luther King y Robert Kennedy-, el Festival de Woodstock -1969- y otros hechos y procesos relacionados), Checoslovaquia (Primavera de Praga, con su propuesta de socialismo de rostro humano quizá el desencadenante o precipitante del movimiento parisino...
En el método de cristalización por difusión de vapor, la solución que contiene el material a cristalizar junto con un precipitante alcanza un estado de equilibrio termodinámico con otra solución más concentrada del precipitante, por difusión del disolvente hacia esta a través del aire; esta técnica se usa tanto para moléculas de pocos átomos como para proteínas y otras macromoléculas.
Su vida media es constante, y por ello la principal forma de medir sus niveles, es mediante la determinación de la tasa de producción (y por lo tanto la gravedad de la causa precipitante).
Este efecto es el que permite reducir la solubilidad de muchos precipitados, o para precipitar cuantitativamente un ion, usando exceso de agente precipitante.
Los criterios del DSM-IV para el TEI incluyen: 1) La ocurrencia de episodios aislados de fracaso al resistir los impulsos agresivos, y que tienen como consecuencia asaltos violentos o destrucción de la propiedad; 2) el grado de agresividad expresada durante un episodio es desproporcionada con relación a la provocación sufrida o al estresor psicosocial precipitante, y, 3) debe haberse descartado la presencia de otros trastornos mentales que puedan causar comportamientos violentos, como el trastorno antisocial de la personalidad, el trastorno límite de la personalidad o el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
Si la definición de suceso precipitante se amplia de forma que incluya aquellos eventos que tienen lugar días o semanas antes del ataque, así como responsabilidades emocionalmente estresantes, como preocupaciones de índole económica, asistencia a funerales o sentimientos de agotamiento debidos a responsabilides excesivas de cara al cuidado de los niños, el porcentaje de ataques de AGT que se pueden atribuir a sucesos precipitantes asciende hasta el 80%.
Las personas que han sufrido un ataque de AGT, en comparación con las que han sufriso un ataque de Amnesia Isquémica Transitoria (AIT), tienden a presentar un mayor grado de problemas emocionales (como depresión o fobias) en su historia personal o familiar, o a haber experimentado algún tipo de suceso precipitante de tipo fóbico o emocional.
Un estudio halló que el 14% de las personas con AGT tenían,un historial de migrañas, y aproximadamente una tercera parte de los participantes de otro estudio clínico informaron de un historial semejante. No obstante, la migraña parece presentarse de forma simultánea a la AGT, ni tampoco parece ser un suceso precipitante.
Las diferencias son suficientemente significativas como para considerar la AGT como un síndrome clínico heterogéneo con múltiples etiologías, mecanismos y pronósticos diferenciados en cada caso. Los ataques de AGT se han asociado a alguna clase de suceso precipitante en al menos una tercera parte de los casos.
Así mismo, el ácido tartárico se puede utilizar en gravimetría como agente precipitante de diversos elementos como el potasio, el sodio, el magnesio, el estroncio o el tántalo.
La reacción puede tomar horas, días, o incluso semanas en desarrollarse, dependiendo de si hay o no memoria inmunológica relacionada al antígeno precipitante.
Así, de alguna manera planteaba que el estrés psicológico es un factor precipitante fundamental de la depresión, a través del accionamiento de un esquema mental en el que tanto las emociones como las creencias se reiteraban.