preñez


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con preñez: embarazo

preñez

1. s. f. FISIOLOGÍA Estado de la mujer o de la hembra embarazada la preñez me hacía sentir feliz. embarazo
2. FISIOLOGÍA Tiempo que dura el embarazo durante mi preñez me apetecía mucho el chocolate. gestación
3. Estado de un asunto en tramitación o que no ha llegado a su resolución.
4. Confusión o dificultad ante una situación. problema
NOTA: En plural: preñeces

preñez

 
f. Preñado (estado y tiempo).
fig.Estado de un asunto que no ha llegado a su resolución.
Confusión, dificultad incluida en una cosa, visible de algún modo.

preñez

(pɾe'ɲeθ)
sustantivo femenino
1. estado de la hembra que está gestando un embrión en el útero Tuvo una preñez sin complicaciones.
2. tiempo que dura este estado de gestación Cada mamífero tiene un tiempo de preñez distinto.
Sinónimos

preñez

sustantivo femenino
Traducciones

preñez

pregnancy

preñez

gravidanza

preñez

gravidez

preñez

الحمل

preñez

ciąża

preñez

бременност

preñez

妊娠

preñez

妊娠

preñez

těhotenství

preñez

Graviditet

preñez

הריון

preñez

妊娠

preñez

임신

preñez

graviditet

preñez

SFpregnancy

preñez

f (fam) pregnancy
Ejemplos ?
o te veo, Señor, en las montañas que soberbias se miran en su altura, dó reciben la luz con que las bañas, antes que este hondo valle de tristura; y en el último y lánguido reflejo, que recogen del día moribundo, cuando su altiva cumbre es el espejo de las sombras que caen en el mundo; y en su color azul y nieve fría que oculta la preñez de los volcanes, como encubre falaz hipocresía de infame corazón pérfidos planes.
Una analogía fácil de encontrar hace que el sueño, donde salgan rubios, anuncie dinero; si aparecen fantasmas blancos, muerte; si toros, enamorado; si niños bellos, simpatía; si sandías, preñez.
Y gracias a Gregoria pudo evitar de comprar para poblar sus puestos ovejas apestadas y vacas entecadas; de ella aprendió a conocer a simple vista el estado de preñez de una hacienda y su grado de gordura; supo de qué modo, cuándo y dónde hay que soltar y pastorear una majada para que coma bien y prospere; se hizo capaz de mandar a los peones sin que se rieran por detrás de sus órdenes por perjudiciales a sus propios intereses, como suele suceder con el que todavía no entiende.
Llega el momento del espasmo, y como consecuencia natural, si el cuello de la matriz no está obstruido por un pesario cervical o cualquier otro conocido, o bien por una esponjita, borla de seda absorbente, como preservativo, o condón en el pene o éste no se retira antes de la eyaculación, la esperma regará todo el organismo genital y seguramente el espermatozoide podrá penetrar en el útero, ponerse en contacto con el óvulo y de ahí la fecundación o preñez de la mujer si otras diversas causas –que no son del caso enumerar ahora– no lo impiden.
-No, padre, mi hija es la que está encinta. -Pues eso nada tiene de nunca visto, sino de muy natural; que al cabo en preñez tenían que parar tantas pláticas devotas.
Si Ilia ahogara en el hinchado vientre los hermanos gemelos, hubiese perecido el fundador de la ciudad dominadora del mundo; si Venus en su preñez expulsara con violencia a Eneas, la tierra estaría hoy huérfana de los Césares, y tú también, hermosa, hubieras muerto antes de nacer, si tu madre llegara a imitar tu conducta.
Y como era nueva, en los comienzos de la preñez, maravillábase de un punto y toque tan sutil crecer en tan abundancia su vientre.
Porque antes el querer ocultaros de ellos os delataba. La preñez de Manuela fue, en tanto, molestísima. Su fragilísima fábrica de cuerpo la soportaba muy mal.
La infeliz estaba encinta, y ella la condenó a la esterilidad: secó en sus entrañas el fruto que llevaba, y la dejó en perpetua preñez.
Y estos nuevos amores no se incuban, como antes, lentamente en celdas silenciosas en que la soledad adorable y sublime empollaba ideas gigantescas y radiosas; ni se llevan ahora las ideas luengos días y años luengos en la mente, fructificando y nutriéndose, acrecentándose con las impresiones y juicios análogos, que volaban a agruparse a la idea madre, como los abanderados en tiempo de guerra al montecillo en que se alza la bandera; ni de esta prolongada preñez mental nacen ahora aquellos hijos ciclópeos y desmesurados...
El duque, aquella noche, repudia a Constanza, que cae en el mayor descrédito; sin embargo, se le tienen consideraciones a causa de su preñez, sobre la cual tienen proyectos.
La sangra en el brazo y no ataja la hemorragia hasta que se desmaya. Curval propone sangrar a Constanza a causa de su preñez, lo hacen hasta que se desmaya, es Durcet quien la sangra.