preñado


También se encuentra en: Sinónimos.

preñado

(Del lat. praegnatus.)
1. s. m. FISIOLOGÍA Embarazo de la mujer.
2. FISIOLOGÍA Tiempo que dura el embarazo.
3. BIOLOGÍA Feto en el vientre materno.

preñado, a

1. adj. Se aplica a la pared que está desplomada y abombada, por lo que amenaza con derrumbarse.
2. Que está lleno o cargado es una empresa preñada de dificultades. nutrido, repleto
3. Que oculta en sí una cosa que no se descubre. encerrado

preñado -da

 
adj. Díc. de la hembra que ha concebido y tiene el feto en el vientre.
Lleno o cargado.
Que incluye en sí una cosa que no se descubre.
fig.Díc. de la pared desplomada que forma como una barriga.
m. Estado de la hembra preñada.
Tiempo en que lo está.
Feto en el vientre materno.

preñado, -da

(pɾe'ɲaða, -ðo)
abreviación
hembra que está gestando un embrión en su útero una perra preñada

preñado, -da

(pɾe'ɲaðo, -ðo)
abreviación
que está lleno de algo que se exteriorizará Estaba preñado de una tristeza y rompió en llanto.

preñado


sustantivo masculino
1. estado de la hembra que está gestando un embrión en el útero Tuvo un preñado con complicaciones.
2. tiempo que dura este estado de gestación El médico interrumpió su preñado porque su bebé peligraba.
Sinónimos

preñado

sustantivo masculino
embarazo, preñez, gestación, gravidez (eufem.).
Gestación se emplea en el lenguaje médico: está en el sexto mes de gestación.
Traducciones

preñado

pregnancy

preñado

A. ADJ
1. [mujer, animal] → pregnant
está preñada de seis mesesshe's six months pregnant
2. preñado de algopregnant with sth, full of sth
una situación preñada de peligrosa situation fraught with danger
ojos preñados de lágrimaseyes brimming with tears
3. [muro] → bulging, sagging
B. SM (= embarazo) → pregnancy
Ejemplos ?
¡Probetico Curro, probetico e mi corazón, probetico! Un silencio preñado de penas imperó en la estancia. Rosario lloraba silenciosamente; la vieja indignábase contra su corazón, en que la piedad vencía a sus justísimos rencores; el señor Juan acariciaba el triunfo.
Vino cierto anciano un día, y ufano con su valía, me aseguró que en su nombre un gran misterio hallaría; en confusión me habéis puesto, diga hermano la verdad; diré que en el primer verso la veréis con claridad. En tres meses ha parido una casada tres veces, y cada preñado ha sido de cabales nueve meses.
Como el nubarrón, impelido por el céfiro, avanza sobre el mar y se le ve a lo lejos negro como la pez y preñado de tempestad, y el cabrero se estremece al divisarlo desde una altura, y antecogiendo el ganado, lo conduce a una cueva; de igual modo iban al dañoso combate, con los Ayaces, las densas y oscuras falanges de jóvenes ilustres, erizadas de lanzas y escudos.
Al fin, envenenado hasta lo más íntimo de mi ser, preñado de torturas y fantasmas, convertido en un tembloroso despojo humano; sin sangre, sin vida—miseria a que la cocaína prestaba diez veces por día radiante disfraz, para hundirme en seguida en un estupor cada vez más hondo, al fin un resto de dignidad me lanzó a un sanatorio, me entregué atado de pies y manos para la curación.
Has preñado mis florestas con tus losas y me has hecho metal de tus metales, ferreidad sin corazón, corazón que se pierde entre tus calles confundido en la balumba que no espera, que no siente, que no sueña… Ciudad… ¡Ciudad en lluvia!
Cuando con el rumor de bronco trueno preñado como el mar de espuma hirviente, que rebosa en los diques de su seno y corona su salto sorprendente, se desprende el Niagara, de su asiento, émulo del diluvio proceloso, rey de las cataratas turbulento, de masas de cristal turbio coloso; cuando con gran sorpresa de sí mismo, desde el aire azotado que domina, derrumba a las entrañas del abismo que le sirve de tumba cristalina; cuando el iris magnífico retrata en medio de brillantes surtidores de menudos aljofares y plata, que saltan con murmullos hervidores; cuando ruge feroz como tormenta, y al que mira embelesa o bien espanta, pues vierte los furores que alimenta en sus raudales líquidos...
«Pero ¿esto es ingenuidad o qué es?», pensó Augusto y se quedó un momento suspenso. Hubo un instante embarazoso, preñado de un inquieto silencio.
En la mañana del siguiente día, al despertarse, Birotteau pensó tan intensamente en su canonjía que no recordó siquiera las cuatro circunstancias que la víspera le habían dejado entrever los siniestros presagios de un porvenir preñado de desventuras.
Internadas en la mar todas las naves, y cuando ya no se descubría a la redonda tierra alguna, sino sólo mares y cielo por todos lados, parose encima de la cabeza de Eneas un cerúleo nubarrón, preñado de tinieblas y borrascas; negra noche cubrió de horror las olas.
No es el inocente rayo de sol entre el follaje espeso, sino un mágico surtidor, preñado de gestos y de ideas, es un mundo agitado, una oleada de vida que surge otra vez del abismo.
Las distancias siderales son enormes, pero las medimos y nos parecen razonables; lo infinito empieza detrás de las últimas nebulosas, pero no es un infinito vivo y rumoroso, preñado de gestos como la ciudad cuyas olas batían nuestra puerta, sino el pozo negro e inerte de donde el telescopio no saca nada.
En el vientre de Irzubeta el pantalón marcaba una protuberancia enorme. Tantas lámparas había ocultado allí. —Miralo a Enrique, está preñado. La chuscada nos hizo sonreír.