Ejemplos ?
Aunque la potomanía no está incluida en ningún apartado de las clasificaciones de psiquiatría actuales como un diagnóstico específico, podría incluirse por sus características en la clasificación de trastornos del control de los impulsos no clasificados.
La Potomanía a pesar de tener diversas causas de origen y de ser considerado un trastorno mental o alimenticio, puede afectar a todo tipo de población, especialmente a poblaciones jóvenes que por falsas creencias caen en falsos estereotipos, por eso la mejor prevención para evitar sus perjudiciales efectos sobre la salud es desterrar falsos mitos, puesto que radica su origen en trastornos de la personalidad por eso se debe dar mayor enfoque al cuidado de la información engañosa que favorece el consumir agua en grandes cantidades con fines de adelgazamiento.
a potomanía o polidipsia psicogénica (del griego 'ποτος', potosagua bebible) y manía; y del latín 'mania', y éste del griego 'μανία'=locura, demencia) es el deseo impulsivo de beber grandes cantidades de líquidos, por ejemplo, el agua, (polidipsia) como resultado de una enfermedad mental.
La potomanía es muchas veces confundida con la dipsomanía, que es el resultado de beber excesivamente alcohol; pero este trastorno se encuentra relacionado con tóxicos y líquidos de rápida ingesta, generalmente asociados a alcohol y así mismo con la presencia de la diabetes insípida en momentos de crisis.
Una alteración en el mecanismo de funcionamiento del hipotálamo podría provocar episodios de potomanía (potomanía neurológica), pero los expertos coinciden en que esto es sumamente extraño, por lo que asocian el trastorno con un desequilibrio psiquiátrico y que en general, los trastornos alimentarios están relacionados con problemas psicológicos y.
Es también necesario prestar atención a los síntomas y comportamientos que muchas veces son pasados por alto por un largo periodo de tiempo constituyendo factores de riesgo para una inminente crisis compulsiva de Potomanía, por lo tanto, si siente un deseo irrefrenable de beber sobre todo si no está motivado por la sed, el calor o la actividad física, debe consultarlo cuanto antes con su médico para encontrar el origen del problema.
(Parcial o completa) Como cualquier otro trastorno mental, las personas que lo sufren rara vez son conscientes de ello, sino hasta que el cuadro clínico indica que requiere tratamiento, muchas veces siendo demasiado tarde ya que la salud del paciente ya se ha visto comprometida. La potomanía suele ser el indicio de un trastorno psicológico que debe ser tratado en cuanto se detecte.
Para realizar un diagnóstico, diferenciando la potomanía de la dipsomanía, se hace a través de la anamnesis, aunque en casos complejos o con componentes de simulación puede ser necesaria la hospitalización para realizar un estudio clínico-biológico controlado; en este estudio podrá observarse como la osmolalidad plasmática y urinaria se reducen a causa de la privación hídrica, para así concluir un diagnóstico acertado y proceder a un tratamiento.
La ingesta excesiva de líquidos no suele provocar hiperhidratación (hidratación excesiva) cuando los riñones, la hipófisis y el corazón funcionan correctamente porque el organismo se encarga de eliminar el exceso; sin embargo, episodios frecuentes y prolongados de potomanía pueden alterar la función renal y el equilibrio de los fluidos internos y originar síntomas como: Calambres musculares y cansancio a consecuencia de la disolución de sodio y potasio en la sangre.
Para tratar la potomanía se pueden administrar diuréticos al paciente, que sirvan para aumentar la excreción de líquido por parte de los riñones, lo que ayudara a incrementar el nivel de sodio y a mitigar los síntomas.
Si el trastorno aparece como consecuencia del uso de fármacos, estos deben de ser sustituidos por otros medicamentos que no provoquen este efecto secundario. El tratamiento de la potomanía -o polidipsia psicogénica- sin base orgánica es la psicoterapia o medicamentos psicotrópicos.
Para realizar actividades físicas y ejercicios es necesaria una adecuada hidratación pues mientras se llevan a cabo dichas actividades se puede perder una parte considerable de los electrolitos necesarios para el funcionamiento del cuerpo; es entonces aquí donde la concepción errada de las personas entra a tomar parte al creer que deberán tener una hidratación exagerada e inmediata para recuperar las sales perdidas, iniciando un episodio de Potomanía e incurriendo en el exceso de hidratación.