potera

potera

s. f. PESCA Instrumento para pescar calamares formado por una barra de plomo cubierta de ganchos.

potera

 
f. Aparejo para la pesca del calamar y del atún.
Ejemplos ?
Potera es un instrumento de pescar que se fabrican los mismos pescadores. Se conoce también con el nombre guadañeta en varios parajes.
En las profundidades de las islas Ogasawara, en el océano Pacífico, el equipo suspendió en varias ocasiones una cuerda a la que ató un cebo (potera) de calamares comunes y gambas, junto con una cámara fotográfica.
Cuando los pescadores intentan emprender su pesca untan la potera de sebo mezclado con albayalde para que blanquee mucho todo el mango y situando el barco en el paraje que ya saben es mas adequado por su fondo de fango y arena, calan por medio del cordel que consta de muchas brazas, a tocar en el suelo.
Asimismo se llama potera cierto instrumento hecho de palo de carrasca liso y redondo de palmo y medio discurrido con el objeto de recuperar los palangres, artes de Bou, trasmallos o corvineras, que se suelen extraviar de resultas de un temporal y otros varios acaecimientos.
Para formar esta potera, se colocan en el palo doce anzuelos de los más gruesos en distancia proporcionada afianzados con varias vueltas de hilo de cáñamo delgado bien alquitranado para que no se pudra, quedando del mismo hilo formada expresamente al extremo Ja asilla P, en la que se ata una piedra.
Según su tamaño sirve para la pesca de calamares o para coger jibias de gran magnitud que comúnmente se llaman potas de donde por el efecto sin duda, provino la voz potera.
Sucesivamente como que ya han tanteado o por mejor decir medido la profundidad, recogen el cordel como media vara poco más o menos, según les parece y desde dicho punto que conservan asegurado con la mano izquierda, están con la derecha en continua acción con alguna celeridad, alzando y bajando, de manera que apenas la potera toque en el suelo del mar y succesivamente se eleve no más que la media o una vara que se fijó para el efecto.
Los calamares en cuanto reparan como sucede a todo pez aunque estén a larga distancia, el vislumbre que por la continua acción del brazo del pescador causa precisamente la blancura del sebo en la inmediación del fondo del mar, confundida con cierta porción de agua que agita el mismo volumen de la potera se figuran a su modo es presa o pasto que puede convenirles y parten a ella ciegos de su apetito, por lo que inducen los efectos pues al abalanzarse a lo que creyeron pez o alimento, sucede que por precisión queden enganchados o enredados,ya sea por el cuerpo, que es lo frecuente o por algunas de sus muchas piernas.