pote


También se encuentra en: Sinónimos.

pote

(Del cat. pot, bote.)
1. s. m. Recipiente cilíndrico, alto y hecho de barro, porcelana u otra materia, que sirve para guardar licores, conservas y otros alimentos semejantes guarda el arroz en el pote. bote
2. Olla de hierro, con bandeja y boca ancha y provista de dos asas a los lados y otra grande en forma de semicírculo pon un pote con agua al fuego.
3. Gesto que precede al llanto. puchero
4. Maceta en forma de jarra planta la manzanilla en unos potes .
5. COCINA Comida típica gallega y asturiana equivalente a la olla castellana.
6. a pote loc. adv. coloquial De forma abundante estás gordo porque comes a pote.
7. darse pote coloquial Presumir, darse importancia cuando anda se da pote.

pote

 
m. Vaso de barro, alto, para beber o guardar los licores.
Vasija redonda, gralte. de hierro, con barriga, boca ancha, tres pies y un asa grande, usada para cocer viandas.
Maceta en forma de jarra.
Pesa o medida que sirve de patrón para arreglar otras.
Comida frecuente en Galicia y Asturias, a base de judías blancas, jamón, berzas y chorizo.
A pote. loc. adv. Abundantemente.

pote

('pote)
sustantivo masculino
1. vaso de metal usado para beber o calentar líquidos Extravié mi pote en el campamento.
2. recipiente de hierro usada para guisar Hecha las especias en el pote.
3. vaso de barro en forma de jarra para poner plantas plantar flores en un pote
4. frasco de vidrio con tapa comprar un pote de jalea
darse mucha importancia Se daba pote frente a las visitas.
Sinónimos

pote

sustantivo masculino
(Asturias y Galicia) olla, cocido*, puchera, puchero.
Traducciones

pote

pot, jar, stew

pote

pot

pote

pot

pote

وعاء

pote

pote

pote

סיר

pote

ポット

pote

냄비

pote

หม้อ

pote

SM
1. (= tarro) → jar; (= jarra) → jug; (= vaso) → glass; (= olla) → pot; (= maceta) → flowerpot, pot (Venezuela) (= bote) → tin, can (Méx) (= vasija) → mug (Andes, Caribe) (= termo) → flask
a potein plenty
darse poteto show off
2. (Culin) → stew
pote gallegoGalician stew
3. (= gesto) → pout, sulky look
4. (= trago) → drink
tomar unos potesto have a few drinks
Ejemplos ?
Es uno de los más antiguos utensilios de cocina usado por el ser humano, lo que le asocia e identifica con otros recipientes culinarios como la marmita, el pote grande, el perol y la olla.
Una versión poco difundida la hacía incluso la hija menor de Zeus, un rasgo que sin embargo comparte con Atenea y Afrodita, como aspectos de antiguas deidades que tampoco pudieron ser eclipsadas por los olímpicos debido a que su adoración era tan dominante. Un mito cuenta que había robado el pote de carmín de su madre y huido a una casa donde una mujer estaba de parto.
Como símbolo de «ricahombría y grandeza del Reino» en la iconografía heráldica, el caldero -o caldera- es figura protagonista en blasones, escudos gremiales, de apellidos y de localidades de toda Europa. Caldero de Gundestrup Pote Caldera (cocina)
Recebó el fuego del hogar con leña menuda, y destapó y espumó la olla, lentamente. El glu-glu del pote colgado le interesó, y lo revolvió con un cucharón largo, profundo.
Arrastraron fácilmente al anciano hacia el fuego que acababa de recebar, y que ardía restallando, enrojeciendo la oscura panza del pote y las trébedes en que descansaban las ollas.
Sin haber llegado nunca a sentarme en las faldas de la abrupta sierra, conocía mucho de oídas el país, y sabía que a veces, en tres o cuatro leguas de circuito, no se encontraba punto para condimentar el caldo de pote ni una arena de sal para sazonarlo.
Su democrática familiaridad con los labriegos procedía de un instinto de regimen patriarcal, en que iba envuelta la idea de pertenecer a otra raza superior, y precisamente en la convicción de que aquellas gentes «no eran como ella», consistía el toque de la llaneza con que las trataba, hasta el extremo de sentarse a su mesa un día sí y otro también, dando ejemplo de frugalidad, viviendo de caldo de pote y pan de maíz o centeno.
Para un labriego estriba en poca cosa: algo más del torrezno y unto en el pote, carne de vez en cuando, pantrigo a discreción, leche cuajada o fresca, esto distingue al labrador acomodado del desvalido.
Aseguraba también el compadre Antón que la familia de Marcos ya no pasaba necesidad alguna, porque el amo, el señor conde de Castro, les había rebajado en más de la mitad el arriendo del lugar que llevaban, y la comadre Sabel, con su trabajo, ganaba lo suficiente para que ni ella ni los chiquillos careciesen de abrigo y caldo «de pote».
El tío se encogió de hombros y, asomándose, descargó una vez más la escopeta a bulto. Luego corrió al lar y descolgó briosamente el pesado pote, que, pendiente de larga cadena de hierro hervía sobre las brasas.
Ninguna venía, sin embargo, sin algún pote de bálsamo o de hierbas, gozando la oportunidad de señalar su bondad y su experiencia médica.
Dio principio Javier a la lectura de un artículo de fondo, y la criada, sin pensar en recoger la mesa, sacó para sí del pote una taza de caldo y sentóse a tomarla en un banquillo al lado del hogar.