postrarse

postrarse

(pos'tɾaɾse)
verbo pronominal
ponerse de rodillas en señal de súplica o adoración Se postró de rodillas para pedirle perdón.
Traducciones

postrarse

prostrare
Ejemplos ?
Sukot Se afirma en el libro de Zacarías (14:1-21) que después de que el templo sea restaurado, durante la festividad de Sucot todas las naciones del mundo peregrinarán a Jerusalén para postrarse ante Dios.
Esta romería la hacían con carros y caballerías hasta Muro de Aguas y a continuación hasta llegar a postrarse a los pies del Santo Cristo; unos lo hacían descalzos y otros de rodillas.
Una leyenda cuenta que tragó él solo el océano de agua salada. Viajó con su esposa Lopamudrá al Sur de la India, y en el camino obligó a las montañas Vindhia a postrarse ante él.
Se alió a Sundiata en su campaña contra Kaniaga, por lo que su faama conservó la corona y no tenía que postrarse ante el mansa, en recuerdo de que acogió en su corte a Sundiata durante su exilio.
La guerra concluyó en 1213 con la estrepitosa derrota de los brabanzones en la batalla de Steps (Estepas) y la humillación del propio Enrique, que hubo de acudir a Lieja en busca de la reconciliación y postrarse de rodillas ante el obispo.
Aunque se recuperó, el mayo próximo fue húmedo y, después de haber estado expuesto durante una tormenta, tuvo que postrarse en cama para descansar.
Margarita, amedrentada, buscando asilo seguro, acogióse al templo oscuro y se amparó del altar; y al postrarse ante él, humilde, allá dentro de su mente mil recuerdos de repente empezaron a brotar.
En vano buscó polvo digno de una frente varonil para postrarse a rendir tributo de acatamiento; en vano trató de hallar su puesto, en esta época en que no hay tierra que no los haya trastrocado todos, en la confusa y acelerada batalla de los vivos; en vano, creado por mal suyo para empresas hazañosas, y armado por el estudio del análisis que las reprime cuando no las prohíbe o ridiculiza, persiguió con empeño las grandes acciones de los hombres, que tienen ahora a gala y prueba de ánimo fuerte, no emprender cosa mayor, sino muy suave, productiva y hacedera.
Caballero es Andrés, y mozo de muy buen entendimiento, criado casi toda su vida en la Corte y con el regalo de sus ricos padres; y desde ayer acá ha hecho tal mudanza, que engañó a sus criados y a sus amigos, defraudó las esperanzas que sus padres en él tenían; dejó el camino de Flandes, donde había de ejercitar el valor de su persona y acrecentar la honra de su linaje, y se vino a postrarse a los pies de una muchacha, y a ser su lacayo; que, puesto que hermosísima, en fin, era gitana: privilegio de la hermosura, que trae al redopelo y por la melena a sus pies a la voluntad más esenta.
Respondió él: No he sido enviado más que a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 15.25. Ella, no obstante, vino a postrarse ante él y le dijo: ¡Señor, socórreme! 15.26.
En galardón de sus virtudes y padecimientos, la Providencia le ahorró el pesar de presenciar los últimos años del reinado de Pedro y la humillación de postrarse a los pies del asesino de su marido, por más que los romances digan lo contrario.
Que si por casualidad, entre los hombres extraordinarios por su talento, se encuentra uno que tenga firmeza de alma y que rehúse postrarse ante el genio de su siglo y de envilecerse por medio de producciones pueriles, ¡desgraciado de él!