postizo

(redireccionado de postizos)
También se encuentra en: Sinónimos.

postizo, a

(Del lat. vulgar appositicius < apponere, añadir.)
1. adj. Que no procede del sitio en que está, sino que ha sido añadido dentadura postiza; pestañas postizas; lunar postizo. artificial natural
2. Que se puede separar del lugar donde se ha sobrepuesto puños postizos; cuello postizo. añadido
3. Que no es propio ni natural, sino fingido simpatía postiza; méritos postizos. falso auténtico
4. s. m. Añadido o tejido de cabello que sirve para suplir la falta o escasez de éste desde que se quedó calvo usa un postizo .

postizo, -za

 
adj. Que reemplaza artificialmente una cosa natural; no propio sino agregado, imitado, fingido o sobrepuesto.
m. Añadido o tejido de pelo que suple la falta de este o permite ciertos peinados.

postizo, -za

(pos'tiθo, -θa)
abreviación
1. parte del cuerpo que no es natural sino agregado para reemplazarlo una dentadura postiza
2. verdadero que es falso o engañoso sonrisa postiza
Sinónimos
Traducciones

postizo

A. ADJ [dientes, sonrisa, bigote] → false; [cuello de camisa] → detachable
B. SM [de pelo] → hairpiece, switch

postizo -za

adj prosthetic (form), artificial, false; dientes postizos dentures, false teeth (fam)
Ejemplos ?
En otros, póstumos enclenques del dandismo literario del Segundo Imperio, o escépticos postizos bajo cuya máscara de indiferencia suele latir un corazón de oro, la moda es el desdén, y más, de lo nativo; y no les parece que haya elegancia mayor que la de beberle al extranjero los pantalones y las ideas, e ir por el mundo erguidos, como el faldero acariciado el pompón de la cola.
Octavien confesaba que la realidad no le seducía en absoluto, no porque tuviera sueños de colegial llenos de azucenas y rosas como un madrigal de Demoustier, sino porque en torno a cualquier belleza había demasiados detalles prosaicos y merecedores del mayor de los rechazos; demasiados padres chochos y condecorados; madres coquetas, que llevaban flores naturales en cabellos postizos; primos coloradotes y meditabundos; tías ridículas, enamoradas de perritos emperifollados...
Ahora, bajo el imperio de la crinolina y otros postizos, cuando la hija habla tú por tú a los que la dieron el ser, una madre tiene que hilar muy delgado, y a nadie se asusta con antiguallas.
Aquella solterona con el oído tan alerta se presentaba desprovista de los artificios de toda clase que solía emplear para embellecerse: sin el rodete de cabellos postizos y sin gorguera.
Por supuesto que para las limeñas de hoy, aquel traje, que fue exclusivo de Lima, no pasa de ser un adefesio. Lo mismo dirán las que vengan después por ciertas modas de París y por los postizos que ahora privan.
¡Si alzándote una vez, Aun te pluguiera ostentar La perdida esplendidez, Y quisieras tu hediondez Con tu vida engalanar; Y prendieras en tu frente Unos cabellos postizos Que en madeja reluciente Cayeran confusamente En mil perfumados rizos; Y el esqueleto sonoro Velaras altiva tú Con minucioso decoro Entre nácar, perlas y oro Y entre crujiente tisú; Cubrieras el seco cuello Entre las flotantes plumas, Los collares y el cabello, Velos echando sobre ello Tan sutiles como espumas; Y el repugnante mohín Da tu inmoble rostro viejo, Con esa risa sin fin Asomaras a un festín, Tomándole por espejo!
Ya en pie, mostró sus desnudas encías, y concluyó la función quitándose el sombrero y con él una valiosa peluca de rizos negros, y, allí mismo, sobre postizos y rellenos, en una especie de arrebato de cólera, bailó un fandango.
Fué el caso que el ilustrísimo señor don José Domingo González de la Reguera, arzobispo de lima, escandalizado con la exageración de los guarda-infantes ó faldellines, fomentos ó tafanarios, como entonces se decía, ó sea crinolinas, embuchados, polisones, categorías, colchoncitos y puffs, como Hoy decimos, con que las mujeres daban al prójimo gato por liebre, fabricándose formas que no eran, por cierto, las verdaderas, promulgó edicto, eclesiástico prohibiendo los postizos.
Con estas cualidades, el blanco de perla, el cabello y los dientes postizos, y con la ayuda de las más hábiles modistas de París, se las había arreglado para cumplir un digno papel entre las bellezas algo pasadas de moda de la metrópoli francesa.
Resulta de las declaraciones todas, que los cuadrilleros aseguraban que el Arzobispo les había dado la comisión de arranchar ... postizos; y que no fué culpa de los arranchadores el que, junto con los postizos, desaparecieran sortijitas, aretitos de oro y otros chamelicos .
Desde este año quedó, en mi tierra, autorizada por el Gobierno civil la libertad de postizos, libertad que ha ido en crescend o hasta llegar al abominable puff de nuestros días.
Y esto diciendo, arrojó su chaqueta sobre el banco, desprendió su cuello y puños postizos y corrió llevando a la maritornes de un brazo.