posidonia

(redireccionado de posidonias)

posidonia

 
f. Planta marina monocotiledónea típica de las regiones costeras mediterráneas y australianas, donde vive formando vastas praderas.
Ejemplos ?
harles-François Boudouresque (1940) es un biólogo marino, y algólogo francés. Trabajó sobre las posidonias mediterráneas (Posidonia oceanica).
Boudouresque et al., 1984 Los dos tipos de crecimiento dan lugar a la denominada matte, una formación en terraza que consiste en un entramado de estratos de rizomas, raíces y sedimentos atrapados. De esta forma, las posidonias colonizan un entorno que difícilmente podrían ocupar las algas debido a la falta de raíces.
La capacidad de fijación del sustrato de las posidonias origina praderas estables que ofrecen hábitat, alimento, refugio y lugares de cría a numerosas especies.:Las praderas son particularmente sensibles a impactos que originen su arranque y su enterramiento así como a la contaminación y a la introducción de especies y a las plagas.
Las hojas no tienen estomas y tienen una cutícula delgada para facilitar la difusión de los iones y el dióxido de carbono. Las posidonias también son capaces de absorber los nutrientes por medio de las hojas.
Los individuos jóvenes son sobre todo carnívoros, pero los adultos son de los pocos peces herbívoros del Mediterráneo, y se alimentan casi exclusivamente de algas (por ejemplo, Ulva lactuca y algas pardas como Lavrencia pinnatifida, actualmente han empezado a comerse la "Caulerpa", alga invasora del Mediterráneo), que «pacen» en las rocas o sobre las hojas de posidonias.
El área cubierta es de 2 838 hectáreas y comprende las antiguas salinas de Sant Josep de sa Talaia, las de Formentera y más de 13 000 hectáreas del espacio marino, con posidonias especialmente, en los islotes de Es Freus.
Las praderas de posidonias (Posidonia oceánica), cada vez más escasas, dan cobijo también a especies más pequeñas y algunas más raras como las nacras.
De hecho parece que la destrucción del medio ambiente acuático se debe: a la introducción de especies invasoras que destruyen las praderas marinas de posidonias; a los amarres de embarcaciones de recreo; a la presencia de macro-desechos; la presencia de grandes cantidades de residuos dejados por los turistas (bolsas de plástico, botellas y otros...).
Sin embargo, desde un punto de vista ecológico existe una fuerte crítica a estas instalaciones al considerarse que sus residuos afectan negativamente a praderas de posidonias marinas existentes en la costa.