posesor

posesor, a

adj./ s. Se aplica a la persona que posee cosas es el actual posesor de la fortuna familiar. poseedor

posesor, -ra

(pose'soɾ, -ɾa)
abreviación
que tiene o dispone de una cosa el rey posesor del trono

posesor, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona que tiene o dispone de una cosa el legítimo posesor del los títulos
Ejemplos ?
Las formas posesivas que indican el posesor de algo pero ocurren independientemente, sin calificar ningún sustantivo, se llaman pronombres posesivos.
El río sube, sube, posesor lento, celoso ocultador de tesoros luminosos, y el fauno mira, como un crepúsculo, reducirse la reciente eclosión de intactos encantos obsesores.
Ejercitando por mi mal tu oficio, soy reducido a términos que muerte será mi postrimero beneficio; y ésta no permitió mi dura suerte que me sobreviniese peleando, de hierro traspasado agudo y fuerte, porque me consumiese contemplando mi amado y dulce fruto en mano ajena, y el duro posesor de mí burlando.
“Muy bien, oh grandes jefes”, respondió él. Entonces preguntó a su hija: “Oh, hija mía, ¿cuál es el posesor del hijo en tu vientre?
Es aquella que es adherente a ciertas personas y de cuyas prerogativas disfruta el posesor por razón de ser dueño de ella y no por ninguna calidad personal.
Pero la desaparición de Carlos, que fue muerto junto a Nancy, el 5 de enero de 1477, dejó al Archiduque tranquilo posesor del Landgraviato de Alsacia.
En húngaro este afijo también se usa cuando el posesor se representa con un sustantivo: 'la casa de Péter' se puede traducir como Péter háza (literalmente "Péter su-casa"), o con una marca dativa adicional en el posesor: Péternek a háza ("a-Péter la su-casa").
Algunos idiomas pueden utilizar el caso dativo para indicar el posesor, como en el serbocroata kosa mu je gusta 'su pelo es grueso' (literalmente: "pelo a él es grueso", donde "a él" es el pronombre en caso dativo mu).
Una característica similar que se halla en algunos idiomas es la del afijo posesivo (generalmente un sufijo) el cual se añade al sustantivo poseído para indicar el posesor, como en el finés taloni 'mi casa' y el húngaro háza 'su casa', formados de talo y ház 'casa'.
Además, es posible que a partir de Juliano, el vectigalista pudiese disponer de una vindicatio utilis edictal y de otras acciones que igualmente se extendían por ficción; como posesor que era, también estaba legitimado activamente tanto al interdicto uti possidetis como al unde vi.
Las formas posesivas que ocurren en un suntativo y que indican el posesor de una relación, funcionando así como determinantes o adjetivos, se llaman determinantes posesivos o adjetivos posesivos.
El maropa presenta un conjunto de posposiciones que indican el papel que juegan los grupos nominales (como p.ej. posesor, lugar, tiempo, acompañante, instrumento, recipiente, etc.).