portentoso

(redireccionado de portentosas)
También se encuentra en: Sinónimos.

portentoso, a

adj. Que causa asombro por ser extraordinario ha heredado una portentosa riqueza; fuimos testigos de un hecho portentoso. asombroso, prodigioso

portentoso, -sa

 
adj. Singular, extraño y que por su novedad causa admiración, terror o pasmo.
Prodigioso.

portentoso

(poɾten'toso)
abreviación
que causa admiración y sorpresa por sus cualidades excepcionales un escultura portentosa
Sinónimos

portentoso

, portentosa
Traducciones

portentoso

extraordinary

portentoso

portentoso

portentoso

ADJmarvellous, marvelous (EEUU), extraordinary
Ejemplos ?
De Yanga fue la gloria por su proeza sin par, así lo dice la historia del gobierno virreinal. Contaban los abuelos las proezas portentosas, efectuadas por los negros.
En Rated R, la cantante compartió un poco de crédito con el caso de violencia doméstica infligido por Chris Brown, con canciones fuertes, portentosas en las cuales insistió en su tenacidad y orgullo, sin embargo en Loud mantiene el trauma a distancia.
El desarrollo de la agricultura fue posible gracias a una de las obras más portentosas emprendida en las culturas precolombinas: la adecuación de más de 500 mil hectáreas de terrenos inundables en la cuenca media y baja del río San Jorge, mediante la construcción de un eficiente sistema de drenaje en gran escala, basado en camellones y canales dispuestos en múltiples formas.
Necesito pasarme dos años, lo menos, fuera de España, para quedar bien empapado de los prodigios que ahora se realizan. Verdaderamente, tío Máximo, hay curaciones portentosas, remedios nuevos y desconocidos, que parecen sobrenaturales.
Don Gerónimo Banda, tan bueno para una trova como para una conseja, sentábase en medio al turbulento círculo y nos refería las escenas de su vida nómada, historias portentosas que escuchábamos maravillados tendido el cuello, conteniendo el aliento, y la vista fija en la masa de blancas barbas que ocultaba la boca del narrador.
Esta noche se quedó el pueblo, hombres y mujeres a velar y dormir, por las iglesias, queriendo acabar la vida en ellas, como veían tan portentosas señales y especialmente un temblor, el mayor que hasta allí se había oído, y hasta media noche llovió con gran fuerza ceniza de allí adelante disminuyó.
Aquel sitio intentaba ser admirable; semejante a los antiguos palacetes romanos: pisos y columnas de mármol, portentosas estatuas, directamente reproducidas de los originales de la antigüedad griega; de las paredes colgaban cuadros como neoclásicos elaborados al óleo; de los techos pendían varias lámparas resplandecientes de cristales.
Invasor indiferente como un bruto, :cual un asno enfurecido, cual un férvido bisonte trashumante que no ve lo que destruye con sus patas, :en su fiebre ambulatoria, :en sus ansias de migrar; :invasor indiferente a lo bello, a lo sagrado y lo indefenso - :que están siempre por arriba :de la cólera de un hombre, :como un niño en sus pañales, como el sol en su dominio sideral;- destructor de catedrales portentosas, y colegios, y hospitales, y ambulancias, :y barcazas pescadoras, y ciudades tan abiertos como el cielo, y poblachos tan risueños e inocentes :como el patio de una escuela; :por jactancia, :por barbarie enardecida, :por llenar de espanto al mundo, porque así lo hicieron antes los Atilas y Alaricos: :por maldad.
En seguida os sentareis con ella a la fresca sombra de floridos naranjos en las orillas del Betis, y os hablará de sus hijos queridos; os recitará con magia y encanto los versos tan bellos de Herrera, Rioja y Góngora; las hazañas de los Ponces de León y los Guzmanes, y os llevará de la mano a admirar las portentosas obras de su Murillo, su Velázquez y su Montañés.
En pago de esto, las divertía igualmente con sus anécdotas de brujerías y las portentosas visiones y terribles signos y sonidos del aire, que prevalecía en los primeros tiempos de Connecticut y las aterrorizaba con divagaciones acerca de los cometas y las estrellas fugaces y con la circunstancia alarmante de que el mundo daba vueltas y que la mitad de él se encontraba patas arriba.
«No es posible -añadíais- que príncipe alguno haya nunca tenido tan nuevas, tan raras ni tan portentosas prendas.» Os regaló un día Moctehuzoma unas cerbatanas con una red de oro para los bodoques.
Ora mi lira resonar debía del nombre y las hazañas portentosas de tantos capitanes, que este día la palma del valor se disputaron digna de todos...