portento

(redireccionado de portentos)
También se encuentra en: Sinónimos.

portento

(Del lat. portentum, prodigio.)
1. s. m. Cualquier cosa, acción o suceso que por su extrañeza o novedad causa admiración, pasmo o terror. monstruosidad
2. Persona admirable por alguna cualidad extraordinaria esta niña es un portento tocando el arpa. prodigio

portento

 
m. Cosa portentosa.

portento

(poɾ'tento)
sustantivo masculino
1. persona o cosa que causa admiración por sus cualidades excepcionales El joven pianista era un portento.
2. hecho que resulta sorprendente y causa admiración los portentos de un mago
Sinónimos

portento

sustantivo masculino
maravilla, prodigio, asombro, milagro, pasmo.
Se refieren a una cosa excepcional, generalmente positiva: es un portento que no te hayas roto la crisma con esa caída.
Traducciones

portento

prodigi

portento

Wunder

portento

mirindajo

portento

prodige

portento

prodigio

portento

SM (= prodigio) → marvel, wonder; (= genio) → genius, wizard
es un portento de bellezashe is stunningly beautiful
¡qué portento de memoria!what a prodigious memory!, what an amazing memory!
Ejemplos ?
Los portentos del Tiziano, y los que el arte prolija de la bélgica paciencia, émula de aquel, tejía, escaleras, antesalas y corredores vestían, pareciendo sus figuras, figuras de bulto y vivas.
Fué preciso calafatear el navío en la costa de Golconda, y me aproveché de la oportunidad para ver la corte del gran Aurengzeb, de quien se contaban entónces mil portentos.
CIPIÓN.—Ansí es, pero bien confesarás que ni has visto ni oído decir jamás que haya hablado ningún elefante, perro, caballo o mona; por donde me doy a entender que este nuestro hablar tan de improviso cae debajo del número de aquellas cosas que llaman portentos, las cuales, cuando se muestran y parecen, tiene averiguado la experiencia que alguna calamidad grande amenaza a las gentes.
Emperadores y reyes te doblarán la rodilla. Cual prodigios, cual portentos verá el mundo tus conquistas. »Tu huella hundirá naciones, las más guerreras y ricas, como del pastor la huella hunde vivares de hormigas.
Pero donde empezaban mis herejías anticientíficas era al declarar que tamaños portentos me parecían mucho más asombrosos después que la mano del hombre completaba en ellos, con la forma artística, el trabajo oculto y paciente de las fuerzas creadoras.
II A CÉSAR AUGUSTO Ya el padre de los dioses envió a la tierra bastante nieve y asolador granizo, y su encendida diestra, vibrando el rayo contra los sagrados templos, llenó de espanto a Roma y puso terror en el orbe de que volviese el funesto siglo de Pirra con sus monstruosos portentos; cuando Proteo condujo sus rebaños a las cimas de los montes, los peces quedaron suspendidos de las copas de los olmos, donde antes se recogían las palomas, y los tímidos gamos nadaron sobre el mar extendido por la campiña.
Libres quedarán los genios que enclaustraste en tus lámparas guardianes para destruir alfombras serviles, para derrumbar palacios de poderes asesinos, para sucumbir portentos elitistas y en tu noche última, sobre los escombros de las mil diabólicas, infinita prisión de tantos astros, amanecerá la magia alquímica donde impere merliniano, el trabajo soberano, devastador de falsedades.
Quiero ser labrador de celajes, sembrador de los empíreos huertos, hacedor de las flores galaxiales, constructor de la arboleda cósmica y edificar con sus presencias equiláteras universos de portentos cuadrafónicos, portentosos universos de universos, cuatrocientas voces al silencio, cenzontles destructores de la inercia.
Al oso se le quitó el miedo al saber que tenía alguien que lo acompañaba ya con tan tremendo croa croa. Los portentos de la maga.
Señales fueron de la ira divina los portentos referidos de los siglos pasados, de los cuales se siguieron en aquellos tiempos tantas tristes desgracias.
De haberlo sido, de haber podido relacionar y reflexionar en todos los portentos que le rodeaban, no cabe duda de que hubiese perdido la chaveta.
¿Qué es esto que veo? CELESTINA (Aparte.) ¿Es aquésta la que quieres? DON JUAN Mujer, toda eres portentos. DOÑA BEATRIZ ¡Sí, es engaño38 del sentido!