portarse bien


Búsquedas relacionadas con portarse bien: portarse mal
Traducciones

portarse bien

rigare diritto
Ejemplos ?
Verdad es que el castigo no es cosa agradable y que ponga la cara alegre, pero también lo es que los niños deben portarse bien para que los padres no se vean obligados a recurrir a tan duro trance, que siempre lo es para ellos castigar a sus hijos.
―Entonces, ¿vale la pena portarse bien?―...
Martha se levantó, le miró un momento de un modo sombrío; después, bajando la cabeza de nuevo, se pasó el brazo derecho alrededor del cuello con una viva expresión de dolor. -Tratará de portarse bien -dijo la pequeña Emily-.
pero bueno es que empecemos a abolir estos malos hábitos. Con tácticas de amenaza o de agrsión, los hijos aprenden que es necesario portarse bien...
Entonces, cuando van a ensayar otra vez el enlace va a hablar con Bill preguntándole si va a portarse bien, lo que Bill responde que eso no lo puede prometer.
Tras asumir como gobernador, Roberts acusó a Argentina de hacer «bullying» contra los isleños y sugirió que «Buenos Aires debería portarse bien para evitar nuevas tensiones con Londres».
En general el programa trataba de abordar algún tema que era del interés de los niños de esa edad y situaciones que habitualmente les tocaba vivir: como hacer las tareas, el portarse bien, la ayuda al prójimo, etc.
Cristóbal, por su parte, vuelve con su novia e intenta portarse bien, pues en realidad no siente nada por Camila y le avergüenza un poco el haberla usado.
Sin embargo, Peter y Stewie empiezan a sentirse molestos con la matriarca: Peter, porque no le deja descansar y Stewie, porque su madre quiere que sea el Niño Jesús del Belén viviente. Aunque reacció al principio, Stewie promete portarse bien con la esperanza de que Santa Claus le traiga plutonio.
En 1941 actuó en la obras Romance, Llévame en tus brazos, La fiesta, El hombre que yo quiera, Eso es portarse bien y La escalera, toda ella estrenadas en el Teatro Smart.
El rey Jorge V le escribió una carta de pésame y el Príncipe de Gales asistió a su funeral. Para noviembre, de acuerdo con Harold, el gran duque volvió a portarse bien, como ya no tenía a su esposa para discutir.
Los libros, escritos a principios de los años sesenta por Christianna Brand, seudónimo de Mary Christianna Lewis, una premiada autora de novelas de misterio, cuentan la historia de una legendaria niñera de curioso aspecto que consigue "domar" a unos niños muy traviesos. Se sirve de la magia para enseñarles a portarse bien, y su aspecto parece cambiar según pasa el tiempo.