portalada


Búsquedas relacionadas con portalada: Wikipedia

portalada

s. f. Portada grande de una casa señorial, con uno o más huecos, que da acceso al patio o a un portal grande abrieron la portalada del palacio para que entraran los invitados.

portalada

 
f. arq. Portada, gralte. monumental.
Traducciones

portalada

Tür

portalada

porta

portalada

porte

portalada

المدخل

portalada

вратата

portalada

门口

portalada

門口

portalada

戸口

portalada

SF = portalón
Ejemplos ?
Martina, que así se llamaba la viuda, salió a saludarnos en cuanto nos vio llegar, y después de obsequiarme con pan y fruta, se sentó a nuestro lado en uno de los maderos labrados que había en la portalada.
Lorenzo había estado carreteando vena desde Triano al puerto de la Berdeja; al llegar, al anochecer, había desuncido los bueyes; al pie de uno de los nogales de la portalada les había echado una buena ración de alcacer fresco que Turis había segado a la caída de la tarde; mientras los bueyes cenaban al fresco bajo el nogal, él y Turis habían cenado a la luz de la luna en el poyo de al lado de la puerta; Turis, a instancia de Lorenzo, había subido a acostarse, y Lorenzo esperaba a que los bueyes concluyesen de cenar para recogerlos en la cuadra e ir también él a descansar, que bien lo necesitaba, habiendo sido aquel día de los aludidos en la canta que dice: Por Pucheta arriba van los de la mala fortuna, unos diciendo ¡arre, buey!
Como Josetón madrugaba aquellas mañanas para ir a Triano, donde no sé qué negocios traía, Lorenzo dijo: -Voyme río arriba a buscar el puente de San Juan, que está donde Cristo dio las tres voces, no sea que Josetón se me escape y me haga esperar veinticuatro horas más, sin saber si me da o no la llave para entrar en la gloria. Cuando salió a la portalada vio que había ya luz en Aquende, y añadió disgustado: -¡Por vida de mi poco madrugar!
Me da muy mala espina el percance que he tenido al dar, como quien dice, el primer paso en el camino de la gloria, cuya llave voy a pedir a Josetón! Al salir de su casa se encontró Josetón en la portalada con Lorenzo.
Pero cuando en lugar de los cabellos de la Ninfa vio, atropellando las enmarañadas árgomas, madreselva, espinas, zarzas, juncias y ortigas, las afiladas astas de un novillo de cuatro años, descendiendo de la sublime región a donde se había elevado con sus pensamientos, a la clásica morada de los revolcones y de los ojales en la piel, despojóse hasta de sus libros para mayor desembarazo, y no paró de correr hasta la portalada de los Seturas.
Con su presa en el morral, salió otra vez al camino que antes llevaba; y echándose la escopeta al hombro, marchó a largos pasos hacia su casa, pues ya había oído tocar a medio día y no le gustaba hacer esperar a don Silvestre que, de fijo, estaría arrimando las sillas a la mesa. Cerca ya de la portalada del mayorazgo, oyó un estrepitoso ruido.
Es de nave única con bóveda apuntada. Destaca su portalada decorada con capiteles. En su interior se encuentra una imagen gótica del santo, realizada a tamaño natural en piedra policromada en el siglo XIV.
Del siglo XVII o principios del XVIII parece la casona de los García de Soto, a la derecha de la carretera en la que se descubre una amplia fachada más allá de la portalada y la corraliza.
Construida en el siglo XIV es de estilo gótico, aunque conserva una arcada de la antigua construcción románica. Sobre la portalada se encuentra una imagen de la Virgen en la que María aparece con dos ángeles.
Del mismo estilo es la portalada, hecha con aparejo rústico, con tejaroz por encima del dintel y pequeñas ventanas de arco de medio punto, enmarcado todo ello por grandes bolas.
Destaca la portalada de acceso en la que se abre un arco con dovelas decoradas con florones sobre el que se sitúa el escudo de la familia.
La iglesia parroquial está dedicada a Santa María. Es de estilo gótico aunque su portalada es románica. En 1385 el escultor Jordi de Déu realizó un retablo con escenas de la vida de la Virgen del que sólo se conservan algunas partes.