Ejemplos ?
En la reserva ornitológica se pueden observar ejemplares de malvasía, porrones, cuchara común, cigüeñuela o de chorlitejo común entre otros, junto a otras especies de vegetación acuosa como el carrizo o anea, que confiere a esta laguna un valor ecológico y medioambiental de gran relevancia.
Si están en vuelo la diferencia más evidente es su espejuelo blanco que en los porrones bastardos se extiende por todas las plumas de vuelo, y en el caso del porrón bola se limita a las plumas secundarias..
Gracias a su gran tamaño puede alcanzar hasta 6 metros de profundidad y mantenerse sumergido hasta un minute, lo que le permite llegar a fuentes de alimento inalcanzables para otros patos buceadores. Los porrones bastardos forman grandes bandadas, algunas de las cuales llegan a tener miles de individuos.
La taberna sentíase halagada por la presencia de un huésped que llevaba tras sí la concurrencia, e iban entrando los admiradores a bandadas; no habían bastantes manos para llenar porrones, esparcíase por el ambiente un denso olor de lana burda y sudor de pies, y a la luz del humoso quinqué veíase a la respetable asamblea, sentados unos en los cuadrados taburetes de algarrobo con asiento de esparto y otros en cuclillas en el suelo, sosteniéndose con fuertes manos las abultadas mandíbulas, como si éstas fueran a desprenderse de tanto reír.
Además durante los meses de verano se alimenta de pequeños crustáceos. Hay algún registro de porrones bastardos que consiguieron tragar ranas de unos 5 cm.
De modo gráfico, las medidas eran:: 1 porrón = 2 «xaus»: 1 porrón = 4 cuartillos o «petricons»: 1 porrón = 8 jícaras: 1 petricó 250ml: 1 jícara 125ml En la cultura tradicional del Nordeste español y en especial en el contexto de la alfarería catalana existen varios recipientes con detalles que recuerdan al porrón: La «pichela» (o pichel), recipiente tradicional en el Pirineo catalano-aragonés y en la Cerdanya, con una capacidad aproximada de dos porrones, aunque los hay que llegan a poder contener 8 porrones, y otros más pequeños (de una cuarta de porrón y de medio porrón).
Por este camino se presentan incluso corredores invernales de acceso a la cima de alto valor alpinístico.;Desde Canto Cochino: Por la Cuerda de los Porrones (sureste), asciende un camino desde Canto Cochino (uno de los aparcamientos de acceso a La Pedriza).
Ya en 1938, el estudioso catalán Joan Amades mencionaba "ritones" con aspecto de porrones, pero señalando que «el deseo de darle un sentido más práctico que el que tenía el cuerno (el de beber a chorro) originó la fusión de dos elementos distintos, la botella y el cuerno, y de tal hermanamiento derivó el porrón.
Alcover tiene una importante vinculación con el bandolerismo ya que, a caballo de los siglos XVI y XVII, fue el centro neurálgico de las actividades bandoleras que tenían lugar en estas comarcas, básicamente en el Camp, la Conca y las Garrigues. Esta actividad en Alcover se concretaba en dos bandos enfrentados: los Porrones y los Buitres.
La cara sur de esta montaña desciende de manera muy pronunciada hasta los 1000 m de altitud que tiene la Meseta Central al pie de la montaña. A su vez, desde la cima y en dirección sureste sale la sierra de los Porrones, de unos 7 km de longitud.
Como detalle de tipismo, en algunos establecimientos de restauración se ofrecen pequeños porrones tras las comidas para que pueda servirse la gente un chupito de licor.
A continuación verá con detalle la cultura más detalladamente del municipio Aristides Bastidas: Muchas de las personas que se dedican a confeccionar vasijas, ollas, porrones y utensilios para el hogar con ayuda del barro arcilloso.