Ejemplos ?
Cuando los vecinos del barrio pasaban por delante de la tienda del judío y veían por casualidad a Sara tras las celosías de su ajimez morisco y a Daniel acurrucado junto a su yunque, exclamaban en alta voz, admirados de las perfecciones de la hebrea: — ¡Parece mentira que tan ruin tronco haya dado tan hermoso vástago!
Su compañero se levantó también y le contó que había tenido un extraño sueño acerca de la princesa y de su zapato; y así, le dijo que preguntase a la hija del Rey si por casualidad no era en aquella prenda en la que había pensado.
Supo al día siguiente al abrir por casualidad el ropero, lo que es ver de golpe la ropa blanca de su mujer ya enterrada; y colgado, el vestido que ella no tuvo tiempo de estrenar.
Cuando los vecinos del barrio pasaban por delante de la tienda del judío y veían por casualidad a Sara tras las celosías de su ajimez morisco y a Daniel acurrucado junto a su yunque, exclamaban en alta voz, admirados de las perfecciones de la hebrea: -¡Parece mentira que tan ruin tronco haya dado tan hermoso vástago!
al hacer un emboque uno de los jugadores; abriéndonos paso a través de la batería formada por los pellejos de vino, barriles y cacharros que sobre un carro, debajo y a los lados de él, a la sombra de un castaño, son la delicia de los bebedores; echándonos por la derecha para no turbar el sueño pacífico de los jamelgos de un cura y un señor de aldea, que están amarrados al cabezón del mismo carro, quizá por casualidad...
Este marinero desertó en Montevideo queriendo persuadir al mismo hecho a un amigo y paisano suyo, que por casualidad y precipitación de nuestra salida no pudo verificar su fuga aunque la intentase: sin duda tenían ambos tratado algún partido que no pudiendo ponerlo en práctica trató de nuevo el venirle a buscar: con efecto a los pocos días de nuestra salida se le proporcionó hacer viaje a Lima (entiéndase Callao) en la fragata “Perla” del comercio del Perú que llegó estando ya dispuestos para dar a la vela y como no estuviésemos aún completos de gente, se le admitió, dándole nuevamente la plaza que antes había servido en esta corbeta; en donde vino a dar fin a sus días por un círculo de casualidades”.
En eso acertó a pasar por ahí un babiento coyote y Doña Zorra, nada tardía en sus reacciones, como que era una verdadera zorra, le preguntó: -Hermano coyotito, ¿has visto por casualidad a un precioso zorrito, mi nene bonito, que se me ha perdido?
Y, sea que se tenga la esperanza que, del curso epicúreo de las causas eficientes, los Estados, como los átomos de materia, mediante sus choques accidentales, logren toda clase de formaciones, destruidas de nuevo por nuevos choques, hasta que, finalmente, y por casualidad...
A Lucía le parecía cierto que se hallaba lejos de los bárbaros, en su amada España, y olvidándose de que estaban entre los indios, no pensaban en el peligro que corrían si eran por casualidad descubiertos.
Se encuentra allí una muy solemne iglesia de Notre-Dame y en la casa de los canónigos de aquella iglesia hay un refectorio que tiene concedida una gracia maravillosa, pues ninguna mosca entra allí. Y si por casualidad alguna se mete dentro, enseguida es obligada a huir de allí, ya que si no mejor le convendría morir.
Nosotros descubrimos y conquistamos por casualidad, con carabelas inventadas por los portugueses, llevando por hélice la fe y por caldera de vapor el viento que soplaba.
Y júzguese, en vista de lo que antecede, si podrá decirse hoy de buena fe, corno ayer se decía, por algún comillano del antiguo régimen, que por casualidad pareciese, desorientado entre el actual movimiento de su pueblo, ::«Comillas será Comillas ::por siempre jamás, amén.» Con el hallazgo del filón de aquella comarca, excitóse en alto grado la ambición de los montañeses; y errando muchos de breña en breña y de monte en monte, cavando aquí y revolviendo allá, resultó que la provincia entera era un verdadero tesoro de calamina, y que lo único que se necesitaba para que todos fuésemos ricos, era dinero para explotarle.