popa


También se encuentra en: Sinónimos.

popa

(Del lat. puppis.)
1. s. f. NÁUTICA Parte trasera de un barco.
2. amollar en popa NÁUTICA Arribar hasta ponerse en la misma dirección en que sopla el viento.
3. de popa a proa loc. adv. Por completo.

popa

 
f. mar. Parte posterior de las naves.
De popa a proa. loc. adv. fig.Entera o totalmente.
Sinónimos

popa


de popa a proa locución adverbio enteramente, totalmente, completamente.
Traducciones

popa

popa

popa

agter

popa

Heck

popa

perä

popa

poupe

popa

buritan

popa

poppa

popa

船尾

popa

선미

popa

rufa

popa

popa

popa

korma

popa

akter

popa

tếch

popa

船尾

popa

SF
1. (Náut) → stern
a popaastern, abaft
de proa a popafore and aft, from stem to stern
V tb viento 1
2. (= culo) → rear, backside, bottom
Ejemplos ?
DOÑA JUSEPA Santillán, ¡torno! SANTILLANA A la popa, y una red a la ventana, que puede cerner lantejas. DOÑA JUSEPA El alma se me congoja.
Alejóse la chalupa y, al cabo de muchísimos sufrimientos, llegó finalmente sana y salva a Ocracoke Inlet, tres días después del naufragio. Catorce pasajeros quedamos a bordo con el capitán, resueltos a intentar fortuna en el botequín de popa.
Y os digo más: que no tema ninguno que no sean esos perros fácil presa; pues gente son de escaso y mal bagaje, sin brío, sin pericia y sin coraje.» Pudo con estas y con más razones, dichas con firme voz de proa a popa, Reinaldo enardecer a sus barones y a toda aquella belicosa tropa; y fue, como se dice a estas cuestiones, dar espuela al corcel que ya galopa.
Cap.n luego que vio las determinaciones y providencias que se tomaban por mí el Com.te para hacer respetar las Autoridades de n.tra Provincia, así q.e vio q.e era imposible lebar la ancla ni moberse de adonde estaba fondeado, procedió a cargar tres cañones del costado que miraba a tierra, y hecha esta operación arboló la Bandera de su nación, a Popa; y yo tomé la providencia a pesar de ver las determinaciones del otro Cap.n de mandarlo buscar preso el q.e existe, y existirá hasta presentarlo en presencia del Sor.
64 En el pelíaco vértice un día nacidos pinos, se dice que por las límpidas olas de Neptuno nadaron, del Fasis hacia los flujos y los confines eeteos, cuando selectos jóvenes, de la argiva juventud los robles, la áurea piel anhelando arrebatar de los colcos, 5 se atrevieron los vados salados a recorrer en rápida popa, las azules superficies barriendo con palmas de abeto.
Vistosas banderolas, adornaban sus altos masteleros, y las movibles olas reflejaban las armas españolas que izaban los gallardos marineros, y dos hombres de pie, sobre la popa, del moribundo sol a los reflejos, contemplaban callados a lo lejos aquel puerto famoso, del cual como de sueño vagaroso se habla tal vez en la lejana Europa.
Insensibles al tórrido sol los broncíneos cuerpos sudorosos, apenas cubiertos por unos mugrientos pantalones remangados a los muslos, alternativamente afincan en el limo del cauce largas palancas cuyos cabos superiores sujetan contra los duros cojinetes de los robustos pectorales y encorvados por el esfuerzo le dan impulso a la embarcación, pasándosela bajo los pies de proa a popa, con pausados pasos laboriosos, como si marcharan por ella.
Lluvia para toda la noche —pensó. Y volviéndose a sus acompañantes, que se mantenían mudos en popa: —Pónganse las capas —dijo brevemente—.
¡Cuál no sería nuestra estupefacción cuando, apenas alejados del barco, vimos a Wyatt que se ponía de pie en la popa del bote y, fríamente, pedía al capitán Hardy que nos acercáramos otra vez al barco para embarcar su caja oblonga!
Pero antes de que el patrón hubiérase desnudado, Antoñuelo el Gaviota, que había estado oyendo el diálogo, cogió uno de los cabos arrollados en la popa y, antes de que pudieran darse cuenta de su decisión sus compañeros, lanzóse rápido y decidido en el hirviente oleaje.
La teoría empieza cuando el sacerdote de Apolo corona la popa de la embarcación y, como te digo, esto ocurrió precisamente la víspera del juicio de Sócrates.
Son también bienhechoras nuestras las socorridas, que de su sudor nos socorren, ansí en la trena como en las guras; y también lo son nuestros padres y madres, que nos echan al mundo, y el escribano, que si anda de buena, no hay delito que sea culpa ni culpa a quien se dé mucha pena; y, por todos estos que he dicho, hace nuestra hermandad cada año su adversario con la mayor popa y solenidad que podemos.