pongo


Búsquedas relacionadas con pongo: pingo

pongo

1. s. m. Amér. Merid. Indio que hace el oficio de criado.
2. Amér. Merid. Indio que sirve en una finca a cambio del permiso del propietario para sembrar una porción de tierra.
3. Ecuad., Perú GEOGRAFÍA Paso angosto y peligroso de un río.

pongo

 
m. zool. Orangután.
Traducciones

pongo

1
V poner

pongo

2 SMorang-utan

pongo

3 SM (Andes)
1. (= criado) (unpaid) Indian servant; (= inquilino) Indian tenant
2. (Geog) → ravine
Ejemplos ?
-Sus diré; a mí la cara de la Rosarillo me marnetiza, pero me desmarnetizo cuando veo lo alegre de ojos que es con toitos los hombres de güen ver y de güen empaque, y me pongo a echar la cuenta de los guantazos que voy a tener que dar por mor de ella y ná que me parece a mí que si me caso con ella se me va a gastar el pulpejo.
-No, pos eso no debe ser tampoco, porque las mujeres no tenemos otro guiso que ése y los años se van y ya se sabe qué cosas son las que se llevan; como que cuando yo me miro al espejo, y ya ve usté que no será porque yo ya tenga que presumir; pero cuando me miro al espejo me pongo nerviosa, porque es que duele el ver cómo cambian las cosas en esta vía.
Si la chavalilla, en cuantito me pongo a su vera y le hablo de mis propósitos de llevármela como Dios manda a mi abrigaero suelta el trapo a reir y encomienza de chuflas y chuflas.
-Pos mira tú, Rosario, tan y mientras viene tu madre voy a llegarme yo a ca de la señá Paca, y ahí dejo ese lío y lo recogeré a la vuelta. -¿Y si me pongo toas esas maravillas y me largo con ellas al Perú?
Pos me dice, pongo por caso, lo que me dijo esta mañana, que me dijo que no me empeñara en lo que no podía ser, que ella no me podía querer a mí más que como si yo fuera su bato o uno de su tíos por parte de madre, poique a los por parte de su padre, sigún dice, no los puée ver ni en pintura.
Esto tan solamente es cuanto debe naturaleza al parco y al discreto, y algún manjar común, honesto y leve. No, porque así te escribo, hagas conceto que pongo la virtud en ejercicio: que aun esto fue difícil a Epiteto.
-Pos a mí el compadre no me ha encargao más sino que le diga a usté que se cuide mucho y que se quite del relente y que tenga usté güen corazón y guena sangre pa con los que gimen y lloran, conmigo, pongo por caso, ¡que me estoy muriendo a chorros por su presonita gitana!
No creo, y ahí sí me pongo un poco mística o bíblica, y como María Magdalena digo que el pueda acusar y tirar la primera piedra que lo haga.
Este pequeño es el hijo de tu cuñado Landolfo dei Fiori, a quien aborreces, y unos soldados, por orden tuya, según dicen, le quieren estrellar contra el muro. Tú no puedes haber dado tan cruel orden, y yo le pongo bajo tu amparo.
Yo puedo correr el tren con los ojos vendados, y el balasto está hecho de rayas y no de puntos, cuando pongo mi calma en la punta del miriñaque a rayar el balasto!
-Pos tuvieron ustés suerte, poique hombre que la veía hombre que se queaba catalértico, y con razón, que no es poique fuese ella mi jembra, pero la había puesto Dios tantas cosas en el perfil y en las jechuras que cuando diba yo con ella, pongo por caso, a los toros, corría a la que díbamos ya se sabía cuasi to los toreros al tendío, poique los probes se queaban como tontos mirándola.
A ti no te pongo yo nueve pesetas por el corte..., ni ocho tampoco..., ni tampoco siete siquiera; porque como tú ya en lo que te has llevao nos has dao a ganar unos ochavos, te voy a tratar como tú te mereces y te voy a poner..., te voy a poner...