pomposo

(redireccionado de pomposos)
También se encuentra en: Sinónimos.

pomposo, a

1. adj. Que es ostentoso y exagerado celebraron una fiesta muy pomposa; se paseaba pomposo en un descapotable nuevo. suntuoso sencillo
2. Que es llamativo o demasiado adornado le regaló un pomposo ramo de flores. aparatoso sobrio
3. Se aplica al lenguaje que es altisonante y grandilocuente.

pomposo, -sa

 
adj. Ostentoso, magnífico, grave y autorizado.
fig.Díc. del lenguaje, estilo, etc., ostentosamente exornado.
Hueco, hinchado y extendido circularmente.

pomposo, -sa

(pom'poso, -sa)
abreviación
1. que se hace con gran lujo y esplendor una fiesta pomposa
2. que llama la atención por ser vistoso o lujoso en exceso Su traje era tan pomposo que rayaba el mal gusto.
3. lenguaje que es afectado o rebuscado Oímos un discurso muy pomposo.
Sinónimos

pomposo

, pomposa
adjetivo
1 rimbombante, retumbante, hueco*, ostentoso, magnífico, suntuoso, aparatoso.
Rimbombante y retumbante se refieren al estilo y tienen sentido despectivo e irónico.
Traducciones

pomposo

pomposo

pomposo

pompous

pomposo

pompeux

pomposo

أبهى

pomposo

pompøse

pomposo

ADJ (= espléndido) → splendid, magnificent; (= majestuoso) → majestic; (= ostentoso) → pompous
Ejemplos ?
En su oficio a la Junta de Potosí, confirmaba el rechazo del ofrecimiento de Goyeneche manifestando que "siempre astuto, no ignorando que jamás podrá avanzar por esas provincias si Cochabamba no se lo permite como no le permitirá jamás en unión de la justa causa que defiende i de la atención que le merece la fidelísima villa de Potosí, ha dirigido varios papelones a este gobierno llenos de pomposos prometimientos i de toda la fanfarronada que le es característica ofreciendo una paz que el mismo no entiende como pueda conciliarla...
En el Castillo de Howard representa la Adoración de los Reyes, y junta unas treinta figuras en un fondo arquitectónico, variados en detalle, de formas macizas y ornamentos a la moda. Sorprende con sus trajes pomposos y los llamativos contrastes de tono.
De naturaleza perspicaz, Teodoro demuestra comprender bien cuáles son las aspiraciones más profundas de los notables de la isla y se da prisa en instaurar una orden de la nobleza de Córcega, distribuyendo con liberalidad títulos pomposos a los cabecillas de la insurrección.
Son dos niños adultos; un gordo y un flaco, cuya inocente forma de ver la vida les sitúa siempre a merced de «furiosos propietarios, pomposos ciudadanos, policías airados, mujeres dominantes y jefes apopléticos».
Antiguamente, cuando el empleo del caballo era un uso general de la población, la vestimenta del huaso solo se distinguía por una gruesa manta y un sombrero puntiagudo de rudimentaria fabricación, mientras que su compañera usaba un vestido corriente, «simple» en comparación a los pomposos vestidos de fiesta de la época.
Los intrusos gobiernos que se abrogaron la representación nacional aprovecharon pérfidamente las disposiciones que la buena fe, la distancia, la opresión y la ignorancia daban a los americanos contra la nueva dinastía que se introdujo en España por la fuerza; y contra sus mismos principios, sostuvieron entre nosotros la ilusión a favor de Fernando, para devorarnos y vejarnos impunemente cuando más nos prometía la libertad, la igualdad y la fraternidad, en discursos pomposos y frases estudiadas, para encubrir el lazo de una representación amañada, inútil y degradante.
Un día recibió el emperador un paquete que decía «El Ruiseñor» en la tapa, y creyó que era otro libro sobre el pájaro famoso; pero no era libro, sino un pájaro de metal que parecía vivo en su caja de oro, y por plumas tenía zafiros, diamantes y rubíes, y cantaba como el ruiseñor de verdad en cuanto le daban cuerda, moviendo la cola de oro y plata: llevaba al cuello una cinta con este letrero: «¡El ruiseñor del emperador de China es un aprendiz, junto al del emperador del Japón!» «¡Hermoso pájaro es!» dijo toda la corte, y le pusieron el nombre de «gran pájaro internacional»: porque se usan estos nombres en China, pomposos y largos...
Ser pobre y honrado es la mayor de las virtudes; y el pueblo, para ser virtuoso, necesita, antes que derechos y títulos pomposos que le ensoberbezcan, pan que le alimente y fe que le resigne al trabajo.
-Y esa naturalidad, y verdadero modo de vivir, con piedad para los vanos y pomposos, se aprende con encanto en la historia de las criaturas de la tierra.
Los más autorizados y pomposos de aquellos personajes rodearon a nuestra heroína, haciéndole mil reverencias, genuflexiones y otras señales de acatamiento, la revistieron de una preciosa túnica rozagante y de un manto de tela de oro y colocaron una corona real sobre su cabeza.
¡Viva el rey, viva la Patria, y viva la Religión!» Y aparecen los guerreros del Guadalquivir preclaro, sin pomposos atavíos, sin voladores penachos, la justicia de su parte y la razón de su bando, con Dios en los corazones y con el hierro en las manos.
mi hermana Magdalena ¡Qué dignos son de risa esos hombres soberbios, que piensan perpetuarse pintándose en los lienzos! De blasones ilustres sus cuadros están llenos, de insignias y de libros y pomposos letreros.