polilla

(redireccionado de polillas)

polilla

1. s. f. ZOOLOGÍA Denominación genérica que reciben diversas especies de insectos lepidópteros, cuyas larvas destruyen los tejidos, en especial la lana.
2. ZOOLOGÍA Larva de estos insectos.
3. Lo que destruye una cosa de forma lenta e insensible. carcoma
4. polilla de la cera ZOOLOGÍA Insecto lepidóptero nocturno cuya larva se alimenta de la cera de los panales, que pueden sufrir graves daños.
5. comerse una persona de polilla coloquial Sufrir pasiones o preocupaciones que la van consumiendo de forma insensible.
6. no tener polilla en la lengua coloquial Hablar con franqueza y libertad.
NOTA: Nombre científico: (Tinea.)

polilla

 
f. zool. Nombre común de diversos lepidópteros de pequeño tamaño pertenecientes a varias familias.
fig.Lo que destruye poco a poco una cosa.

polilla

(poli'ʎa)
sustantivo femenino
1. zoología pequeña mariposa nocturna cuya larva destruye las telas y tejidos Las polillas se comieron mi jersey favorito.
2. cosa que destruye otra de forma paulatina la polilla los celos
Traducciones

polilla

Motte

polilla

moth, bookworm

polilla

můra

polilla

møl

polilla

koi

polilla

moljac

polilla

polilla

나방

polilla

mot

polilla

møll

polilla

ćma

polilla

traça

polilla

моль

polilla

nattfjäril

polilla

ผีเสื้อราตรีออกหากินกลางคืน

polilla

güve

polilla

con nhậy

polilla

飞蛾,

polilla

polilla

עש

polilla

SF (= mariposa) → moth; (= oruga) → grub; [de la ropa] → clothes moth; [de la madera] → woodworm; [de libros] → bookworm
Ejemplos ?
Y las que suelen con sus canos hilos entretejer las frondas, las agrestes polillas –cosa observada para los colonos–, con la fúnebre mariposa mudan su figura.
Los judíos y los que los gobernaban, eran tan ignorantes que tomaron las polillas de las ropas y el moho de las paredes por una especie de lepra.
¡Qué malito que está to! Como que si no juera por usté, tendríamos ya tos polillas jasta en el cielo de la boca. Supóngase usté: mi hijo, parao, como usté sabe mu bien, dende jace un montón de meses; mi nuera, pa caer en la cama, con la barriga en la boca; sus chavales, si no se mueren de frío es poique tiéen concha como los galápagos...
Mándase esto pregonar porque no pretendáis ganancia vosotras: lechuzas dueñas, bolsas, polillas de nuestras vidas y cáncer de nuestros gustos, reservando de toda nota la actividad de la madre Vallejo, por otro nombre la Mula Cacique de las encubridoras y archicelestina de nuestros reinos y fuera dellos.
No obstante, para nuestro pesar, muchos de esos escritos se destruyeron por obra de polillas y humedades; otros han desaparecido, ante mi asombro, de las gavetas de mis antiguallas personales y sólo han quedado los que hoy forman este libro que agrupa mis incipientes ensayos de maestro de banquillo.
Su femineidad, su juventud, desaparecieron pronto en esta vida de insectos metidos en su agujero, de obscuras polillas, siempre royendo el mismo trozo de madera.
Allí se han enloquecido de hambre las pulgas más aventureras e ingeniosas y las polillas, después de haber roído todas las vidas de los santos, han entregado su alma al creador bajo los auspicios de la religión.
Sí, el sol es viejo ahora, vieja es la tierra : Sobre nuestros pensamientos, sobre nuestras almas se puso la bruma Y los jóvenes solo vemos en los senos la hermosura viva, Pero nuestro pensamiento en niebla no lo traspone sobre el papel... Somos como flores marchitas, leyendo en el polvo de la escuela Libros con hojas grasientas, roídos por las polillas.
l libro viejo, roído por las polillas y con los muros ahumados, Abrí las hojas grasientas, con sus antiguas letras, Torcidas como el ciego pensamiento de unos siglos ajenos, Tristes como el aire enfermo debajo de los muros sumergidos.
En esos momentos no se quiere comprender que un cura defendiendo a tiros las gradas de un trono, y otro cura proclamando la libertad con un trabuco detrás de una barricada, son dos malos curas; que lo mismo se profana la corona de un augusto ministerio cubriéndola con un chacó realista que con el gorro frigio; que tan lejos están el uno como el otro de la misión sublime que les está encomendada en la Tierra; que dos curas así, ni dos mil como ellos, ni todos los curas de la cristiandad que fueran lo mismo, probarían nada contra la religión que profanaban torpemente, y, por último, que atacar a ésta para herir a los que, invocándola, la ofenden, es lo mismo que tronchar el árbol para exterminar las orugas; quemar la capa para acabar con sus polillas.
Entre los dípteros están los tábanos y las mascas, que desaparecen solamente a la altura de 3.000 a 4.000 metros. Libélulas, comejenes y polillas que destruyen todo lo que encuentran a su paso.
Las polillas de la cera pertenecen al orden Lepidoptera, familia Pyrlidae o Cambridae, siendo el rango de distribución geográfica de estas especies el mismo que el de la Apis mellifera.