Ejemplos ?
Algunos investigadores sostienen que el brebaje consumido por los participantes en los antiguos misterios griegos de los eleusinos, llamado «kykeon» y elaborado a partir de poleo y cebada, podría haber producido en los participantes diversos efectos alucinógenos atribuibles al cornezuelo.
El 3 de abril de 2014 en una entrevista por radio la periodista Patricia Poleo denuncia a Julio Borges y a otros miembros del partido Primero Justicia de colaboracionismo con el gobierno de Nicolás Maduro.
En pocos meses Yuri se convirtió en uno de los cantantes de salsa más conocidos del París latino, conociendo a Camilo Azuquita, Ernesto «Tito» Puente y el venezolano Orlando Poleo.
En el seno de la Orquesta Chaworo, dirigida por Orlando Poleo, Yuri sube un nuevo escalón. En julio de 1996, su concierto en el festival Tempo Latino de Vic-Fezensac quedó grabado en la memoria de los cinco mil espectadores que allí asistieron.
«El lado poético de la costumbre se basa siempre en que se creía que las plantas y hierbas de San Juan, además de tener propiedades profilácticas y medicinales, disfrutaban de efectos amorosos» En Garcibuey, recogen hierbas tales, como: -El pericón.-La manzanilla.-El sayugo (saúco), para el dolor de vientre de las caballerías.-El poleo.
No son tan valoradas como las especias ya que su cultivo es doméstico y relativamente fácil, pudiendo hacerse en una huerta o jardín pequeño: Ajedrea ajedrea de jardín angélica albahaca árbol del curry cantueso cilantro espliego (o lavanda) estragón eneldo hinojo laurel levístico malabathrum mejorana menta menta piperita menta poleo orégano perejil perifollo (o cerefolio) ruda salvia romero el tomillo.
La propia de la región chaqueña, subregión del Chaco austral Gualamba, subregión del chaco leñoso, en transición al chaco serrano y monte (hacia el Sudoeste): quebracho blanco y colorado, algarrobo blanco y negro, tusca, itín, quimil, garabato, brea, quenti taco, talilla, jarilla, poleo y malva.
El señor Antonio el Toneles comprendió que el nuevo cimbel de la de los Chícharos iba a ser la muerte de su establecimiento; que aquella pícara de ojos como brasas y de piel casi de luto íbale a dar a la de los Chícharos el triunfo en el torneo mantenido por ambos hondilones desde su fundación, y viendo el Toneles la muerte al ojo, como vivo y experimentado que era, apercibióse a la defensa, para lo cual en el día en que lo sacamos a relucir, al ver penetrar en su taberna al Matita de Poleo, que penetró en ella contoneándose gallardamente y como diciéndole a todos los que allí estaban congregados: «Mírenme y pásmense, caballeros».
Al verlo penetrar en el hondilón, repetimos, una idea surgió en su cerebro caldeado por recientes y repetidas libaciones, y como hombre vehemente y esclavo de sus casi infalibles corazonadas que era. -Ven acá tú, Matita de Poleo -díjole a éste con acento bronco y enérgico.
Matita de Poleo se plantó en firme, encogió los párpados, se puso la mano a modo de pantalla sobre los ojos como si le molestara la luz y exclamó con acento de zumba: -¡Ah, que es usté, caballero!
DOÑA MELCHORA. MARI-RAMÍREZ. POLONIA. UN ESTUDIANTE. UN BARBERO. POLEO. RAMOS. RINCÓN. CAMINANTES. A / ACTO PRIMERO RINCÓN, POLONIA, RAMOS, DOÑA BERNARDA, DOÑA JUSEPA y CAMINANTES, todos dentro.
-¿Pero es que me va usté a contar los poros? -preguntóle sonriendo Matita de Poleo. -Cá, hombre, es que si yo fuera una gachí y una gachí de las de no te menées, ahora mismito te peía yo que me quisieras o que me tiraras a un pozo.