polemista

(redireccionado de polemistas)
Búsquedas relacionadas con polemistas: polemica, polemizar

polemista

s. m. y f. Escritor o cualquier persona que sostiene polémicas.

polemista

 
com. Escritor que sostiene polémicas.
Traducciones

polemista

SMFpolemicist
un brillante polemistaa brilliant polemicist
Ejemplos ?
Contra polemistas semejantes a éstos que encuentro en la oposición, comprendo la brutalidad del poder; la comprendo porque, después de todo, cuando el débil es abyecto, se puede olvidar su debilidad para no recordar sino su abyección.
Siempre que se trate de cuestiones directa o indirectamente sociales, sobre todo cuestiones de historia, de religión, de política, las polémicas no prueban nada sino el odio de los polemistas.
Mas dudo que haya llegado la hora de hacerlo así, y con independencia é imparcialidad. Casi todos estos escritores, han sido más bien polemistas que investigadores.
El propósito expresado de la carta de Alejandro fue quejarse de las doctrinas que Arrio estaba difundiendo pero su cargo de herejía contra Arrio era vago y no estaba apoyado por otras autoridades. Además, el lenguaje de Alejandro, como el de la mayoría de los polemistas de aquel entonces, es bastante amargo y abusivo.
Tras el show principal, Friedman participaba en un debate con una serie de polemistas seleccionados procedentes de los sindicatos, la academia y la comunidad empresarial, como Donald Rumsfeld (entonces de GD Searle & Company) y Frances Fox Piven de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.
Su manera de ser lo ubicaba entre los grandes polemistas de su época, principalmente cuando se enfrentó en agria discusión dialéctica con su antiguo maestro, el cubano Antonio Zambrano.
El público tiene una participación muy activa en la sección, tanto en el propio plató como en la web de la cadena, donde cada día, a las 12:00 horas, se adelanta el tema que se debatirá en el espacio para que los telespectadores y los internautas puedan participar, votar y aportar sugerencias y argumentos a los polemistas.
Los relatos de Girolamo Benzoni, Francisco López de Gómara y Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés también fueron empleadas por historiadores, filósofos, polemistas y propagandistas extranjeros.
También hubo numerosos polemistas propios e incluso la reina Isabel I justificó el apoyo a los rebeldes con su propia «declaración», aunque evitó escrupulosamente criticar la figura del rey español.
Entre estos polemistas destaca Karl Polanyi cuya aversión tanto por la concepción del mercado libre como por el socialismo centralizado le habían llevado a tratar de elaborar una teoría positiva de la economía socialista.
Otros escritores polemistas de la época (Pedro Abelardo, Pedro el Venerable o Pedro de Blois), a diferencia del de Pedro Alfonso, adolecen de falta de comprensión de las argumentaciones de sus adversarios, pues desconocían el Talmud y el hebreo.
De ahí que muchas polémicas teológicas medievales terminaran cuando uno de los polemistas conseguía que se considerara hereje a su contrario, tal y como ocurrió por ejemplo con Pedro Abelardo, quien en el siglo XI, durante la querella de los universales, fue calificado como tal por su antagonista intelectual Bernardo de Claraval.