polca


Búsquedas relacionadas con polca: polka

polca

(Del checo pulka.)
1. s. f. DANZA Danza de origen polaco, de movimiento rápido va a aprender a bailar la polca.
2. MÚSICA Música que acompaña a esta danza.
NOTA: También se escribe: polka

polca

 
f. Danza de origen polaco, popularizada en el s. XIX en Europa.

polca

('polka)
sustantivo femenino
baile de pareja centroeuropeo muy rápido y composición musical que lo acompaña La orquesta del baile tocó unas polcas muy movidas.
Traducciones

polca

polka

polca

polca, polka

polca

Polka

polca

polka

polca

polka

polca

Polka

polca

Πόλκα

polca

Полка

polca

波尔卡

polca

波爾卡

polca

Polka

polca

Polka

polca

פולקה

polca

폴카

polca

Polka

polca

SF
1. (Mús) → polka
2. (= jaleo) → fuss, to-do
3. (Andes) (= blusa) → blouse
4. (Andes, Cono Sur) (= chaqueta) → long jacket
Ejemplos ?
Pero Alejandro bailó la polca con Elisa. Casimira lloró entonces... El Coro de Ángeles se burló de aquellas lágrimas, y halló ridículos aquellos celos.
¿Pensar? Pero este pensamiento se le fue diluyendo, derritiéndosele, y al poco rato no era sino una polca. Es que un piano de manubrio se había parado al pie de la ventana de su cuarto y estaba sonando.
Al cruzar con la portera le dijo: –Ahí queda su sobrino, señora Marta, y dígale que se resuelva de una vez. Y salió Eugenia con la cabeza alta a la calle, donde en aquel momento un organillo de manubrio encentaba una rabiosa polca.
¡Pueden robarlos los cuervos! (Sale. TELEGUIN toca a la guitarra una polca. Todos escuchan en silencio.) = Entra un MOZO de labranza.
La orquesta ha comenzado una polca, y sus voluptuosas cadencias inundan de lánguidos delirios todas esas imaginaciones frívolas y ardientes como la locura...
Convengamos, pues, cuando menos, en que las danzas modernas (como el vals, la polca y demás bailes en que las parejas van abrazadas) no son indignas de la majestad del hombre, aunque sí del pudor de la mujer.
En efecto: la Baronesa principiaba a alarmarse, temiendo que Elisa trabajase ya por su propia cuenta. Levantose, pues, la joven, y dijo: -Búscame cuando preludien la polca...
¡Viva! ¡Ya está aquí la corneta! --Sí, ¡que toque! --Un vals.... --No..., ¡una polca!... --¡Polca!... ¡Quita allá! ¡Un fandango! --Sí..., sí..., ¡fandango!
Ora sonaban melodías del primer baile, un minueto y una polca, ora notas suaves y melancólicas que hacían asomar las lágrimas a los ojos del anciano.
Vidrios, ni uno para señal. El piso cimbreaba, y los tablones bailaban la polca. El frío era tan crudo, que sólo podíamos vivir arrimadas a la piedra del lar, acurrucadas en los bancos de ennegrecido roble, y extendiendo las amoratadas manos hacia la llama viva.
Porque es lo cierto que el dolor le sentaba muy mal al rostro de Casimira. En esto preludió la orquesta una polca. Casimira esperó..., no ya amor, sino misericordia de parte de Alejandro.
De lo cual resultó que Alejandro quedó para toda la noche a los pies de Elisa. -¿Bailaremos la primera polca? -le preguntó el joven desfallecido de ventura.