pobretón

pobretón, a

adj. despectivo Que es pobre.

pobretón, -tona

 
adj.-s. Muy pobre.

pobretón, -tona

(poβɾe'ton, -'tona)
abreviación
1. persona que tiene muy poco dinero o bienes un viejo pobretón
2. cosa que tiene poco valor o calidad las instalaciones pobretonas de un club
Traducciones

pobretón

/ona
A. ADJvery poor, terribly poor
B. SM/Fpoor man/woman
Ejemplos ?
De esos años data el personaje alter-ego de David Santalla: Toribio, el joven de la remera a rayas, muchas veces con orificios de tanto uso, pobretón, de lágrimas fáciles, que se esmera por superarse sin perder la honradez que le caracteriza.
Raimundo no quería ser suegro de un pobretón; y así hubo de decirlo en confianza a sus amigos, uno de los que fue con el chisme a don Honorato, que así se llamaba el tío aragonés.
La aconsejó de dirigir su reclamo, no contra el carnicero, que era un criollo pobretón, muy vivo y muy metido en la política, sino contra el chacarero, un italiano bonachón, miedoso y rico.
-No puede ser -contestó con desabrimiento el tío.- Mi sobrino es un pobretón, y lo que usted debe buscar para su hija es un hombre que varee la plata.
Ahora ya no había dinero. ¿Qué podía esperar más de un pobretón empresario que por apasionado lo había perdido todo? Adiós viajes en yate, vuelos en primera a Hawai, estolas de mink y modelos Dior, auto deportivo del año, mansión en Las Lomas.
Y de pronto, la modestia que impregnaba sus sueños, la dorada mishadura que decoraba sus ambiciones de pobretón sempiterno, se han derretido como un helado al sol, y ahora el tipo no quiere saber ni medio con La Mosca o Villa Soldati.
Así, se dio el amor a la Belleza y a la Fuerza poética al hijo de un sombrío pobretón, cantero de oficio, que de ninguna manera pedía favorecer las disposiciones ni aliviar las necesidades de su deplorable progenitura.
-Es un enamoramiento ridículo -gorjeaban las otras golondrinas-. Ese Junco es un pobretón y tiene realmente demasiada familia. Y en efecto, el río estaba todo cubierto de juncos.
-Corrupción en cadena. -Un Volswagen superequipado por un pobretón que quiere sentirse tripulante de un Porsche y le dice de cariño bocho.
Ella, al igual que sus familiares, tenía cifradas muchas esperanzas, muchas ilusiones en ese noble animal. De esta azarosa manera, el rancho pobretón a punto de sucumbir, se transmutó.
Como se ve, no era D. Alonso ningún majagranzas pobretón, sine todo un personaje. Entre la tía, que patrocinaba los amores de éste, y la sobrina, reacia en desahuciarlo, sosteníase diariamente cruda batalla.
Lo que éste puede sentir es nada, comparado con lo que sintió Toto Herrera. El, el hijo de Don Juan, el más valiente de toda la escuela, suplantado por ese bobo, por ese pobretón de Cleto Villa.