Ejemplos ?
En el jardín se encuentran el resto de aparatos, pluviómetro, pluviógrafo, heliógrafo, anemómetro, veleta, termómetros de subsuelo y mínima junto al suelo y abrigo meteorológico, en el que se guardan el psicrómetro, el evaporímetro Piché y el termohigrógrafo.
Se debe guardar una distancia de 10 metros con cualquier edificación u obstáculo (árboles, vallado, etc) Los aparatos se colocan sobre una guía, orientada en el eje norte-sur, y de forma que la veleta quede en el extremo norte y el anemómetro en el sur. d) El pluviómetro y pluviógrafo se colocarán en una zona despejada, evitando ser tapados por árboles.
Entre sus trabajos de la época destacan la participación en la elaboración de la Atlas Internacional de las Nubes y los Estados del Cielo, la contribución a la Año Polar Internacional (1932-33) con la creación de dos observatorios de alta montaña en San Jerónimo (Montserrat) y el Turó de l'Home (Montseny), y el diseño del pluviógrafo de Jardí.
Otros datos relacionados con la precipitación, como en qué periodo de 10 minutos ha precipitado con mayor intensidad, se hallan gracias al pluviógrafo.
Dentro del recinto del Jardín botánico, se encuentran: Estación Meteorológica La estación meteorológica del Parc Nou está en funcionamiento desde el año 1988, y cuenta con barómetro de mercurio, barotermohigrógrafo, veleta y anemómetro con los correspondientes indicadores, termómetro de máxima y mínima, higrómetro, pluviómetro y pluviógrafo.
Con este tipo de instrumento no se pueden definir las horas aproximadas en que llovió. Pluviógrafo de sifón: consta de un tambor giratorio que rota con velocidad constante.
Este tambor arrastra un papel graduado; en la abscisa se tiene el tiempo y en la ordenada la altura de la precipitación pluvial, que se registra por una pluma que se mueve verticalmente, accionada por un flotador, marcando en el papel la altura de la lluvia. Pluviógrafo de doble cubeta basculante: el embudo conduce el agua colectada a una pequeña cubeta triangular doble, de metal o plástico, con una bisagra en su punto medio.
Muchas EMA tienen Termómetro para medir temperatura Anemógrafo para medir viento Higrógrafo para medir humedad Barógrafo para medir presión atmosférica Radiógrafo para medir propiedades atmósfera-sol Algunas de las eventuales son Cielógrafo para medir altura de nubes Pluviógrafo para medir lluvia Sensor de visibilidad Al contrario de las estaciones meteo manuales, las automáticas no pueden reportar ni clase ni cantidad de nubes.
Antes de terminar el año 1921, estaba ya funcionando en el Servicio Meteorológico de Cataluña, el Pluviógrafo de intensidades diseñado por el doctor Jardí, que más adelante sería fabricado en serie por las empresas Richard (París) y Casella (Londres).
En 1921 el entonces presidente de la Mancomunidad, Josep Puig i Cadafalch, expresó a Eduard Fontserè, su inquietud respecto a la necesidad de conseguir un método para poder registrar la intensidad de la lluvia caída, el detonante fue un gran aguacero caído en Barcelona en aquellos días, como consecuencia, Fontserè encargó a Ramón Jardí la construcción de un pluviógrafo que pudiera dejar un registro de esa lluvia caída.
A diferencia del pluviógrafo que es un instrumento que podría, por medio de un sistema de grabación mecánica, registrar gráficamente la cantidad de lluvia en un cierto intervalo de tiempo (diario, semanal, etc.) en una tira especial de papel cuadriculado.