Ejemplos ?
Ello no sólo beneficiará al Gobierno, sino que dará a las demás instituciones y sectores de la sociedad el ejemplo de la voluntad política de adaptar el Estado al carácter multiétnico, pluricultural y multilingüe de la nación.
TEXTO ÍNTEGRO DE LA INICIATIVA COCOPA 29 de noviembre de 1996 La Nación mexicana tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, que son aquéllos que descienden de poblaciones que habitaban en el país al iniciarse la colonización y antes de que se establecieran las fronteras de los Estados Unidos Mexicanos, y que cualquiera que sea su situación jurídica, conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas.
La creación de nuevas instituciones, el diseño de políticas de apoyo al sector agropecuario y su ejecución en un marco regional multiétnico y pluricultural, caracterizan la complejidad de un proceso cuya evolución sólo puede verse en forma global y reconociendo las dificultades de concertación que implica.
En efecto, en un México pluricultural, pluriétnico y plurilingüístico, con un inmenso mosaico de culturas indígenas, campesinas, suburbanas e innumerables cinturones de miseria en torno a las grandes ciudades, han logrado sobrevivir elementos culturales que son y han sido la estructura social, moral e histórica de los herederos del llamado México profundo.
La República del Ecuador se define en su Constitución como un Estado pluricultural, multiétnico y multilingüe; con ello reconoce la realidad diversa de su composición nacional y también los derechos colectivos de los pueblos indígenas.
La Nación tiene una composición pluricultural sustentada originalmente en sus pueblos indígenas que son aquellos que descienden de poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas.
Además de las reformas constitucionales y de la concertación en curso en las comisiones paritarias, la presencia de un mayor número de funcionarios indígenas sería de suma importancia para avanzar en la transformación de las relaciones entre el Estado y la sociedad, así como para dar credibilidad a los esfuerzos hacia el logro de un Estado multiétnico, pluricultural y multilingüe.
Destaca, como ejemplo, la incorporación de algunos funcionarios bilingües en la Defensa Pública, en el Ministerio Público y Organismo Judicial; la realización, por el Organismo Judicial, de la evaluación de las investigaciones existentes en derecho consuetudinario; el proyecto de capacitación, con apoyo de la MINUGUA, de intérpretes judiciales de idiomas indígenas del Ministerio Público; la incorporación de cátedras en la Academia de la Policía Nacional Civil sobre el carácter multiétnico, pluricultural y multilingüe de la nación guatemalteca y, por último, el inicio de un proceso de consultas con organismos indígenas, realizado por la PDH, para fortalecer la institución en esta materia.
El reconocimiento de la identidad y derechos de los pueblos indígenas es fundamental para la construcción de una nación multiétnica, pluricultural y multilingüe.
Para lograrlo se propone una reforma del Estado que mejore la eficiencia y eficacia de sus intervenciones, optimice el uso de sus recursos y adecue las estructuras gubernamentales para que reflejen el carácter pluricultural de la sociedad guatemalteca.
Estos avances no ocultan que los resultados concretos del trabajo realizado en el seno de las comisiones surgidas del Acuerdo han sido escasos y que aún es largo el camino hacia un consenso nacional en torno al carácter pluricultural de la nación guatemalteca y sus implicaciones institucionales.
Ello no sólo beneficiará al gobierno, sino que dará a las demás instituciones y sectores de la sociedad el ejemplo de la voluntad política de adaptar el Estado al carácter multiétnico, pluricultural y multilingüe de la nación.