platillo

platillo

1. s. m. Pieza pequeña semejante a un plato, cualquiera que sea su uso o la materia de que esté hecho.
2. Cada una de las dos piezas con forma de plato que tiene la balanza. plato
3. Cantidad de dinero que se ponía en un platillo.
4. RELIGIÓN Extraordinario que comen los religiosos de algunas órdenes en los días festivos, además de la ración habitual.
5. JUEGOS Recipiente semejante a un plato donde se pone el dinero de las apuestas en algunos juegos de cartas.
6. COCINA Guiso hecho con carne y verduras.
7. s. m. pl. MÚSICA Instrumento musical de percusión formado por dos discos metálicos, planos en los bordes y cóncavos en el centro, que resuenan al chocarlos de frente o rozarlos.
8. platillo volador o volante Supuesta nave espacial a la que suele atribuirse procedencia extraterrestre cree haber visto un platillo volante en el cielo. ovni

platillo

 
m. Dim. de plato.
Pieza, gralte. pequeña, de figura semejante al plato.
Guisado compuesto de carne y verduras picadas.
fig. y fam.Objeto o asunto de murmuración.
platillo volante Nombre dado a una serie de artefactos voladores en forma de disco que algunas personas afirman haber visto y a los que atribuyen origen extraplanetario.
mús. Cada una de las dos chapas metálicas circulares que forman un instrumento músico de percusión, usado para acompañamiento.

platillo

(pla'tiʎo)
sustantivo masculino
1. objeto plano y redondo de forma similar a un plato El músico callejero tenía a sus pies un platillo para recibir las colaboraciones de la gente.
supuesto vehículo volador de origen extraterrestre Vimos una película de ciencia ficción con platillos voladores y marcianos.
2. pieza de la balanza que tiene forma de disco Las balanzas tienen dos platillos, uno para las pesas y otro para el objeto a pesar.
3. música disco metálico cóncavo que forma parte de ciertos instrumentos de percusión los platillos de una batería
Traducciones

platillo

saucer, cymbal

platillo

soucoupe

platillo

podšálek

platillo

underkop

platillo

Untertasse

platillo

lautanen

platillo

tanjurić

platillo

受け皿

platillo

받침 접시

platillo

schotel

platillo

skål

platillo

spodek

platillo

pires

platillo

блюдце

platillo

tefat

platillo

จานรอง

platillo

đĩa nhỏ

platillo

茶托

platillo

SM
1. (= plato) (gen) → small plate; (para taza) → saucer; [de limosnas] → collecting bowl; (de balanza) → pan
pasar el platilloto pass the hat round
platillo volante, platillo voladorflying saucer
2. platillos (Mús) → cymbals
3. (CAm, Méx) → dish
el tercer platillo de la comidathe third course of the meal
Ejemplos ?
-Pos bien, ya te lo digo; la hipoteca estaba vencía y er Zamora estaba prendaíco der tó de la der Romero, la cual ya le había dicho más veces que no que abejas tié una cormena y que púas un zarzal, pero como cuando er queré se mos mete en el alma por toicos los ventanales, se nos aletarga la razón y la consencia; pos velay tú, al mozo se le gorvió negro lo blanco un día y le ijo al tío Pepe el Perejiles que si su retoño no se casaba con él, él diba a tener el gusto de ponellos a dambos al relente del camino. -Pos eso jué una charraná de las que Dios no se orvía de jechar en er platillo.
Pero he aquí que de pronto vio a un veloz correcaminos; esos pajarracos burlones, pero muy apetitosos para los zorros, que se atravesaba cual sin preocupaciones por aquel sendero. De inmediato imaginó Doña Zorra lo suculento de un platillo formado por tan deliciosa avezuela.
Los amigos tocaron mucho bombo, platillo y chinesco, y el ilustre Cabildo de esta ciudad de los reyes, haciéndoles coro, en protección a la industria y en homenaje al ingenio decretó una medalla de oro con brillantes, en cuyo anverso se veía un cóndor y en el reverso esta inscripción: El Peruano liberal entró al fin en prensa.
Y los vehículos se pusieron en marcha para la ciudad, llegando salvos de otro Quita Calzones, pero con el cuento del pasaje del canónigo Ferreti, que fue el platillo por muchos días, saliendo a relucir cada vez que se hablaba de paseo por aquellos contornos.
Dos pendientes en forma de balanza, con perlas en cada platillo, temblaban a la luz a ambos lados de sus pálidas mejillas; un collar de oro, de cuentas en forma de pera, caía sobre su pecho que semidescubría el descuidado pliegue de un peplo de color paja con una greca negra bordada; un lazo negro y dorado se introducía y brillaba entre sus cabellos de ébano, porque había cambiado de vestido al volver del teatro; y alrededor de su brazo, como el áspid alrededor del brazo de Cleopatra, una serpiente de oro, cuyos ojos eran piedras preciosas, se enrollaba repetidas veces y trataba de morderse la cola.
Mas como esta actitud no era explicable, Erdosain recordó que habían aparecido cuatro mocitas con el vestido hasta las rodillas y el pelo amarillo desgreñado en torno de sus caras caballunas. Y las cuatro mocitas, al pasar a su lado, alargaron un platillo.
El continuo zumbido, el movimiento que notaba, y el dinero que en un platillo algunas personas echaban, le dió á entender que estaba en un público mercado; pero quando vió que muchas mugeres se hincaban de rodillas, mirando al parecer á lo que tenian enfrente, y en realidad á los hombres de lado, echó de ver que se hallaba en un templo.
Sí; es Julia Mills, siempre esbelta, con un hombre negro que le entrega las cartas en un platillo dorado, y una mulata vestida de blanco, con un pañuelo brillante en la cabeza, que le sirve su Tiffin en su sala de estar.
La Justicia de Chile haría reir, si no hiciera llorar. Una Justicia que lleva en un platillo de la balanza la verdad y en el otro platillo, un queso.
Pero para desgracia de los mineros, la hulla extraída de allí era superior a la de los otros filones, y la carne del dócil y manso rebaño puesta en el platillo más leve, equilibraba la balanza, permitiéndole a la Compañía explotar sin interrupción el riquísimo venero, cuyos negros cristales guardaban a través de los siglos la irradiación de aquellos millones de soles que trazaron su ruta celeste, desde el oriente al ocaso, allá en la infancia del planeta.
Y volviendo a mi café, levanteme cansado de haber reunido tantos materiales para mi libreta; pero quise echar un vistazo, antes de marcharme, por varias mesas: en una de ellas se hallaba un subalterno vestido de paisano, que se conocía que huía de que le vieran, sin duda porque le estaba prohibido andar en aquel traje, al que hacían traición unos bigotes que no dejaba un instante de la mano, y los torcía, y los volvía a retorcer, como quien hace cordón, y apenas dejaba el vaso en el platillo cuando acudía con mucha prisa a los bigotes...
Mi hombre me esperaba, en éxtasis, se lanzó hacia el platillo, tragó la leche tibia, mientras fluía la suya propia; con una mano yo excitaba su eyaculación y con la otra recibía lo que caía y llevaba rápidamente a la boca del libertino, para que tragase su semen a medida que salía.