plateado

(redireccionado de plateada)
También se encuentra en: Sinónimos.

plateado, a

1. adj. ARTES DECORATIVAS Que está recubierto de plata.
2. Que tiene el color o el brillo parecidos a los de la plata llevaba unos zapatos plateados.
3. s. m. Acción y resultado de platear.

plateado, -da

 
adj. Bañado de plata.
De color parecido al de la plata.
m. tecnol. Operación consistente en recubrir de plata la superficie de los objetos.
Sinónimos

plateado

, plateada
adjetivo
Traducciones

plateado

stříbřitý

plateado

silberfarbig

plateado

hopeanvärinen

plateado

argenté

plateado

כספי

plateado

ezüstös

plateado

argenteus

plateado

argênteo

plateado

argintiu

plateado

gümüşi

plateado

như bạc

plateado

седой

plateado

zilver

plateado

فضة

plateado

srebro

plateado

Сребро

plateado

plateado

plateado

Sølv

plateado

plateado

Silver

plateado

A. ADJ
1. (= de plata) [color, objeto] → silver; [cabello] → silver, silvery; [brillo] → silvery (Téc) → silver-plated
2. (Méx) → wealthy
B. SMsilver-plating
Ejemplos ?
Y aquel enmascarado era yo, pues reconocí mi gesto en la mano que levantaba la cogulla y, boquiabierto de espanto, lanzaba un enorme grito, pues no había nada bajo la máscara de tela plateada, nada bajo el óvalo de la capucha, sólo el hueco de tela redondeada sobre el vacío: estaba muerto y yo...
Por fin el sol se hundió tras el negro palmar del arroyo, y en la calma de la noche plateada los perros se estacionaron alrededor del rancho, en cuyo piso alto míster Jones recomenzaba su velada de whisky .
pretina. El pueblo es como los niños, que tragan, y hasta con deleite, la pildora plateada. Recordé que, en la infancia, los granujillas y mocosuelas de mi casa y de la vecindad, nos agrupábamos, en las noches de clarísima luna, en torno de alguna vieja, gran cuentista, cuentera ó contadora de cuentos, (que de los tres modos sabíamos decirlo, sin cuidamos del Diccionario,) y se nos pasaban las horas muertas oyéndola narrar consejas que, si ahora las cali- ficamos de ñoñerías sin entripado, á la chiquillería parecie- ron verdades como el puño, y con más intención que un toro bravo.
«Quien mira el gran concierto de aquellos resplandores eternales, su movimiento cierto, sus pasos desiguales, y en proporción concorde tan iguales: «la luna cómo mueve la plateada rueda, y va en pos de ella la luz do el saber llueve, y la graciosa estrella de Amor la sigue reluciente y bella; «y cómo otro camino prosigue el sanguinoso Marte airado, y el Júpiter benino, de bienes mil cercado, serena el cielo con su rayo amado.
La luna iluminaba con su blanco resplandor las pálidas casas, y dividía las calles en dos franjas de luz plateada y de sombra azulada.
No llegan con la vista al sol, ni á la luna, ni á las estrellas, por donde los torrentes de luz ardorosa que lanza sobre ellos el primero, y la luz tibia y plateada en que los baña la luna, proceden para ellos de un manantial oculto.
Preciso es que el rey Luis ante el desdoro nuevos caudillos en su bando encuadre que en aumento y honor del Lirio de Oro castiguen al que en daño de Dios Padre ha roto los conventos sin decoro y violentado esposa, e hija y madre; y arrojado aun también la Ostia Sagrada por dar robo a custodia plateada.
Por la relativa escasez de árboles, se imaginó que estaba cerca del puente de la iglesia. Una plateada estrella que se reflejaba en el agua le confirmó en esta creencia.
Sus negros ojos alcanzan De los amores la palma; A través de ellos el alma Se ve cándida brillar. Como entre arena plateada Refleja el nácar luciente, A través de la corriente Del augusto Paraná.
Doscientas mujeres y quinientos hombres de diferentes edades se encuentran en los actuales momentos apoyados en las pasarelas de las naves, mirando con ojos dilatados por el espanto los concéntricos círculos de agua plateada que los aproxima cada vez más al centro del hueco del torbellino.
En el fondo de sombría gruta aparecieron una hermosísima mujer y un hombre de plateada barba, que llevaba en la mano una vara de azucenas.
¡Olé! Por esa pluma coquetona los platos se aplastan la nariz ¡Ah, qué pleito el de los platos por culpa de esa pluma plateada! En plena plazoleta, cual plebeyos plataneros, no escuchan las plumíferas plegarias y se dan de platazos entre chispas platinadas.