plantígrado

(redireccionado de plantígrados)

plantígrado, a

(Del lat. planta + gradi, caminar.)
adj./ s. ZOOLOGÍA Se aplica al mamífero que apoya toda la planta de los pies al andar.

plantígrado, -da

 
adj.-s. zool. Díc. del cuadrúpedo que al andar apoya en el suelo toda la planta de los pies, como el oso.
Traducciones

plantígrado

plantigrade
Ejemplos ?
Los pies, salvo raras excepciones, conservaron los cinco dedos y son plantígrados con uñas planoacuminadas, más parecidas a las de los unguiculados que a las de los ungulados.
Entre los carnívoros, los osos y otros animales semejantes tienen la planta del pie particularmente desarrollada, que es de donde viene la antigua distinción entre animales plantígrados y digitígrados En los animales esencialmente andadores o que deben soportar una masa considerable, los dedos disminuyen en número y longitud.
Desde el sector 2 hasta el 6 hay huellas de una manada de herbívoros cuadrúpedos en todas las direcciones y sentidos, además en el sector 2 hay huellas de carnívoros semi-plantígrados.
En contraste, Jaekel, el principal investigador del material de Halberstadt material, concluyó al principio que los animales caminaban de manera cuadrúpeda, y como los lagartos, tenía una postura extendida a los lados de sus extremidades, con pies plantígrados, y ondulando lateralmente el cuerpo al moverse.
Los hiracoideos o damanes son animales paleárticos y etiópicos, y existen desde el Oligoceno; se trata de pequeños herbívoros que ocupan un nicho ecológico y biotopo semejante al de los conejos y son los más parecidos a los pequeños ungulados primitivos de la Era Terciaria del que evolucionó el orden; plantígrados, con cuatro dedos delante y tres en los miembros posteriores, poseen pezuñas y una uña en el dedo interno empleado para rascarse; sus molares son lofodontos (cúspides unidas en crestas); con ciegos en el intestino; son macrosmáticos; útero doble y testículos que permanecen junto a los riñones, como en los elefantes.
En la actualidad, numerosos paneles de información y mensajes de prevención desaconsejan alimentar a los animales salvajes, en particular a los plantígrados.
En cuanto a los pies, estos se apoyaban totalmente durante la marcha, o sea son plantígrados, como ocurre en los osos o los humanos, y no sobre los dedos, como en los felinos y cánidos.
Se trata de pequeños herbívoros que ocupan un nicho ecológico y biotopo semejante al de los conejos y son los más parecidos a los pequeños ungulados primitivos de la Era Terciaria del que evolucionó el orden Paenungulata; plantígrados, con cuatro dedos delante y tres en los miembros posteriores, poseen pezuñas y una uña en el dedo interno empleado para rascarse; sus molares son lofodontos (cúspides unidas en crestas); con ciegos en el intestino; son macrosmáticos; útero doble y testículos que permanecen junto a los riñones, como en los elefantes.
En las ramas de los árboles suelen establecer plataformas para su alimentación y/o descanso. Plantígrados como todos los osos, sus "pies planos" les facultan para una postura erecta que utilizan tanto para mirar a lontananza como para trepar árboles y rocas o para aparentar mayor masa corporal en un acto de amedrentamiento que se refuerza con el erizado de su pelo.
Son plantígrados a semiplantígrados, sus dígitos están separados a diferentes grados y el tercero es más grande que el resto, las garras usualmente no son retractiles y su forma es curvada y corta.
A diferencia de muchos vertebrados, los cuales caminan sobre sus patas con los tobillos fuera del contacto con el suelo (digitígrados), las huellas fósiles muestran que los pterosaurios ponían el pie entero en contacto con el suelo (eran plantígrados), de manera similar a la de los humanos y osos.
Los insectívoros primitivos poseían probablemente la mayoría de estas características, así como otras que eran comunes a todos los mamíferos primitivos, como el pequeño tamaño, las patas cortas con pies plantígrados provistos de cinco dedos, la cara alargada y el cráneo tubular que encierra un cerebro pequeño.