planicie

(redireccionado de planicies)
También se encuentra en: Sinónimos.

planicie

(Del lat. planities.)
s. f. GEOGRAFÍA Llanura extensa.

planicie

 
f. geog. Llanura.

planicie

(pla'niθje)
sustantivo femenino
gran extensión de terreno sin altos ni bajos Atravesaron la planicie a todo galope.
Sinónimos

planicie

sustantivo femenino
llanura, llanada, llano, planada.
Planicie connota siempre idea de gran extensión.
Traducciones

planicie

pianure

planicie

Plain

planicie

plaine

planicie

zwykły

planicie

обикновен

planicie

平原

planicie

平原

planicie

רגיל

planicie

プレーン

planicie

일반

planicie

ล้วน

planicie

SF (= llanura) → plain; (= llano) → flat area, level ground; (= superficie plana) → flat surface
Ejemplos ?
Quien sepa ver a México sin perjuicios descubrirá fácilmente que aquí se va modelando, en el éter puro de las altas planicies o en la densa atmósfera de los trópicos, un pueblo que aspira, por sobre todo y ante todo, a la dignidad del hombre.
Según comentarios de los pocos habitantes nacidos desde los años de 1928 su registro de nacimiento constan nacidos en la Parroquia Chacras del cantón Santa Rosa, afirman que todo tramite tenían que realizarlo en la parroquia Chacras, ya sea nacimientos, matrimonios, para hacer un levantamiento de un cadáver tenían que viajar a la parroquia Chacras para solicitar que el Jefe Político se traslade hasta estas tierras inhóspitas en lomo de mula ya que todo era selva y gran parte de las planicies eran fangosas.
Crecerían estos y se multiplicarían, y pronto, una nueva raza, la raza del Sud, blanca y rubia, de espíritu ponderado, fuerte, musculosa, emprendedora, libre de la indolencia nativa de los arribeños y de su nerviosidad enfermiza, formaría en la Nación Argentina, un núcleo de enérgicos porta espadas que, después de haber domado y poblado las áridas planicies y los valles fértiles de la Patagonia, ayudarían eficazmente a sus compatriotas del norte a hacer respetar, en mar y en tierra, su independencia, y a fomentar el progreso patrio, en todas sus formas, desde la aplicación amplia y sin mentiras de la liberal constitución argentina, hasta el desarrollo sin límite de las colosales fuerzas productoras del país.
Bajaba alegremente de las altas planicies de los Andes donde había pasado mi niñez, e iba a emprender viaje a Europa, ese paraíso soñado por todo joven sud-americano.
Para decir caldo sustancial, dirá licor quiditativo A las revanadas de pan llamará planicies Y porque la palabra gota es muy facinerosa, y para los oyentes abunda de cosquillas; si se ofreciere decir deme una gota de agua, ó deme dos gotas de vino, diga denme una podagra de agua ó denme dos podagras de vino.
Pero como no todos los lectores se hallan en igual caso, diré, sólo para los que no conozcan esta comarca, que al acercarse a ella después de atravesar las planicies de Castilla o de la Mancha, enfrente de tanta belleza se siente...
Desde este centro misionero de los jesuitas, visita y misiona en distintas “capillas” en la tierra de los “indios chilenos” de las cuatro “Vutan mapu” (Grandes Provincias): “Lauquen vutan mapu”: costa del mar; Ragitun Vutan mapu”: planicies ceracanas a la costa; “Ina pire Vutan mapu”: el propio macizo de los Andes; y “Pire Vutan mapu”: cerros nevados entre los Andes y las Pampas.
Está en el límite de la pampa húmeda, que ha constituido desde hace siglos el sustento de la prosperidad nacional, y está al comienzo de las extensas planicies patagónicas, reservorio de las mayores disponibilidades energéticas del país y que siguen siendo una puerta abierta misteriosa y expectante, como una esperanza del destino nacional.
No dejó allá un árbol, una yerba sin pintar, y no sólo hizo inaudito derroche de verde en las hojas, sino que en todas partes colocó flores amarillas, coloradas, azules y violetas, prodigando en los bosques y en los prados, en las planicies y en las montañas, todos los esplendores de las notas más llamativas.
Pasaje es la Ciudad del Jubones: Bananales extensos por doquier; riqueza forestal codiciable; planicies interminables de producción; vegas y huertas de cacao, cercando a la ciudad con fascinantes cultivos frutales y de palmeras, constituyen la dádiva que ostenta la Tierra del Jubones, en donde ríos, suelo y raza de cepa Cañari, se conjugan armoniosamente, con el más febril y excitante colorido tropical, enredado en la lujuriante belleza boscosa, en cura arcanidad aún se guarda con celo salvaje el cofre millonario de leyendas, tradiciones y tesoros.
La parte oriental y nororiental de la parroquia está formada de planicies extensas, interrumpidas hacia el Este por pequeñas elevaciones.
En el cielo no hay una nube; registra la carretera solitaria, los campos de trigo, las planicies, los prados, el horizonte, en fin.