planicie


También se encuentra en: Sinónimos.

planicie

(Del lat. planities.)
s. f. GEOGRAFÍA Llanura extensa.

planicie

 
f. geog. Llanura.

planicie

(pla'niθje)
sustantivo femenino
gran extensión de terreno sin altos ni bajos Atravesaron la planicie a todo galope.
Sinónimos

planicie

sustantivo femenino
llanura, llanada, llano, planada.
Planicie connota siempre idea de gran extensión.
Traducciones

planicie

pianure

planicie

Plain

planicie

plaine

planicie

zwykły

planicie

обикновен

planicie

平原

planicie

平原

planicie

רגיל

planicie

プレーン

planicie

일반

planicie

ล้วน

planicie

SF (= llanura) → plain; (= llano) → flat area, level ground; (= superficie plana) → flat surface
Ejemplos ?
Río brujo, que te pintas de todos los cielos, Río de La Urbana, planicie pampera, Río de San Félix, solución de gloria, Río de Angostura, cauce de la guerra, Río de Barrancas, Río de pensar cómo puede haber tanta agua en la Tierra, Río de nuestra Esperanza, cuando la Esperanza sea!
Las manos que se buscan con la efusión unánime de ser hormigas de la misma cueva; y al hombre que está solo, bajo un árbol, le dicen cosas de honda fortaleza: "¡Venid compadre, que las horas pasan; pero aprendamos a pasar con ellas!" Y el cañonazo en la Planicie, y el himno nacional desde la iglesia, y el amigo que viene a saludarnos: "feliz año, señores", y los criados que llegan a recibir en nuestros brazos el amor de la casa buena.
Como vestigios se observa hacia el pie del Cementerio antiguo y a través de esta pequeña planicie, por donde sigue el camino de herradura que hemos mencionado, una especie de plaza, que se ha venido afirmando fue la plaza principal de la población, en donde, posteriormente, se situó el primer Cementerio de la población.
Otras ciudades: Linden (29.000) y New Amsterdam (18.000). Relieve: Planicie costera, altiplano, selvas tropicales y sabanas hacia el interior.
Unos, solitarios; otros, encadenados, de cima redonda o puntiaguda; algunos, -como si quisieran dominar a los compañeros echados en la planicie,- erguidos como centinelas, dragones o mudas esfinges encargadas de cuidar tesoros imaginarios: todos de aspecto tan árido que parecen la imagen de la Sed implacable y del Hambre sin recurso, estos dos hijos del desierto.
Las espantables bestias prehistóricas, erizadas de dientes, púas y sierras; el oso de las cavernas, grande como un toro; el ciervo, enorme como un castillo y de sanguinaria ferocidad; toda la fauna horripilante, de formas fantásticas, aborto de una pesadilla de la Naturaleza, retrocedió en la noche, guiñando los ojos con aullidos de asombro, ante el rojo sol de la hoguera encendida en la lóbrega planicie, al amparo de cuya luz pudieron dormir tranquilos los humanos.
El tercer día de nuestra expedición subimos a la altura de unos montes, cuya planicie parecía de cristalización vidriada, piedra negra, resbaladiza como canto de botella.
Otro mirlo pareció contestar al del Caracolo, y momentos después franqueaba éste la primera línea de rocas y topábase con Cayetano y su gente en reducidísima planicie, donde las poderosas acémilas y los enjutos caballos desaparecían casi del todo como bajo una lluvia torrencial de bien olientes matujos.
Después de caminar trabajosamente durante dos horas por esta planicie cristalina oscura, pelada de toda vegetación, comenzamos el descenso hacia un valle arborescente, verde como si estuviera recortado en grandes paños de terciopelo verde cotorra.
¡Cuán bella destacábase, como arropada por algunos árboles, la huerta del Breñas, con sus arriates cubiertos de flores, con el parral que sombreaba la planicie!
Acaso deba creerse esta interpretación como la más acertada, si nos atenemos a la extensa planicie que comprende Machala y a la riqueza i fertilidad de su llanura." "SEGUNDA.- Otros han atribuido la palabra Machala a un origen linástico, asociando el nombre de un Cacique llamado "Mah", con el nombre de la mujer llamada "Chala".
Oír el viento sobre el mar, saber que la niebla invadía poco a poco aquella desolada planicie que nos rodeaba, y mirar al fuego, y pensar que en los alrededores no había más casa que aquella y que, además, era un barco, me parecía cosa de encantamiento.