placentero

(redireccionado de placenteros)
También se encuentra en: Sinónimos.

placentero, a

adj. Que causa un placer agradable y sosegado mantuvimos una placentera conversación. agradable, grato

placentero, -ra

 
adj. Agradable, apacible, alegre.

placentero, -ra

(plaθen'teɾo, -ɾa)
abreviación
que es muy agradable y provoca satisfacción Leer es una actividad muy placentera.
Sinónimos

placentero

, placentera
Traducciones

placentero

angenehm

placentero

pleasant, agreeable, cosy

placentero

agréable

placentero

agradável

placentero

سارة

placentero

приятен

placentero

příjemné

placentero

behagelig

placentero

miellyttävä

placentero

נעים

placentero

즐거운

placentero

trevlig

placentero

ADJpleasant, agreeable
Ejemplos ?
Y más cuando así lo pedían los dioses, y aun se enojaban cuando suspendían tales funciones; y, lo que es más, advirtiendo que el erudito Labeón hace también distinción de cultos entre los dioses buenos y los malos, diciendo que los malos se aplacan con sangre y con sacrificios tristes y los buenos con, servicios alegres y placenteros, como son, según afirma, los juegos, banquetes y mesas que preparaban a los dioses en los templos, de todo lo cual hablaremos después particularmente, si Dios nos lo permite.
Esa noche los vacíos corredores se llenaban de formas del Temor, y por toda la ciudad de hierro había pasos furtivos que no oíamos y a través de las barras que esconden las estrellas parecían asomarse caras blancas. Yacía como quien soñase en prados placenteros.
Barbanegra y "Calicó Jack" Rackham y su tripulación de mujeres piratas se trasladaron a orillas más salvajes y destinos menos placenteros, mientras otros aceptaron humildemente el perdón y se reformaron.
Cuando Oniox supo de esto y comprendió la realidad, no tardó en invadirle la idea de fundar un centro de aprendizajes placenteros, en don-de, además de distraerse agradablemente y go-zar con las experiencias provocadas por el mis-mo Oniox, se obtuviera un resultado positivo que salvara, preparándolos para ello, a los cos-monautas en sus vuelos por el universo.
Habiendo sido convertidas de este modo en lugares tan placenteros para vivir como el propio campo, el flujo de salida de población de las ciudades cesó y llegó a establecerse un equilibrio." "Me parece a mi," observé, "que bajo cualesquiera circunstancias, las ciudades, a cuenta de su mayor concentración de personas, deben de tener unos ciertos servicios públicos mejores que los pueblos pequeños, porque naturalmente tales comodidades son menos caras donde hay que abastecer a una población más densa." "En cuanto a eso", replicó el doctor, "si una persona desea vivir en algún remoto lugar lejos de sus vecinos, tendrá que aguantar ciertos inconvenientes.
Allí, aprovechado lo natural, le-vantaría su centro de aprendizajes placenteros con el nombre de Gran Teatro Galáctico de Aprendizajes Cosmonáuticos y constantemente, lo predecía, entraría en función toda su habili-dad de mago, prestidigitador, malabarista, científico, filósofo, y artista que le inquietaba.
Y cuando nuestros crudos opresores nos dijeron: «Pulsad los instrumentos, »y a su brillante son vuestros acentos »en placenteros cánticos mezclad», «los himnos de la patria», respondimos, «¿Cómo hemos de cantar en tierra ajena?
Para solemnizar debidamente momentos tan placenteros, toma del rincón de la leña la mejor mata de escajo, y la arroja sobre el montón de gruesos tizones que empiezan a quemarse en el llar.
Así es que he tomado el partido de no salir a pasear sino al claro de la luna y cuando el sueño retiene a los habitantes en sus moradas. Nunca olvidaré esos placenteros días que he pasado en la campaña.
Los sueños de volar o flotar -placenteros en su mayoría- reclaman interpretaciones muy distintas, peculiarísimas en algunos sujetos y de naturaleza típica en otros.
Aquella casita nueva tan cuca, tan blanqueada, tan gentil, con su festón de vides y el vivo coral de sus tejas flamentes, cuidadosamente sujetas por simétricas hiladas de piedrecillas; aquellos labradíos, cultivados como un jardín, abonados, regados, limpios de malas hierbas; aquel huerto, poblado de frutales escogidos, de esos árboles sanos y fértiles, placenteros a la vista, cual una bella matrona, me hacían siempre volver la cabeza para contemplarlos, mientras el coche de línea subía, al paso, levantando remolinos de polvo la cuesta más agria de la carretera.
"A su debido tiempo," prosiguió el doctor, "esta concentración de riqueza material en las ciudades llevó a una concentración allí de todos los servicios superiores, refinados, placenteros, y lujosos de la vida.