plañidero

(redireccionado de plañideras)
También se encuentra en: Sinónimos.

plañidero, a

1. adj. Que gime o se queja con frecuencia y sin motivo aparente es una persona excesivamente plañidera. quejica
2. Que es lloroso y lastimero daba mucha pena con ese gesto plañidero.

plañidero, -ra

 
adj. Lloroso y lastimero.
Sinónimos
Traducciones

plañidero

piagnucoloso

plañidero

ADJmournful, plaintive
Ejemplos ?
Se celebra una "minicabalgata" que cuenta con una banda muy pequeña de música, las famosas plañideras, y más gente haciendo sus papeles.
Ocasiones como ésta, propician también la celebración de lo que hemos podido hacer, no con trompetas triunfales, pero tampoco con lúgubres plañideras.
Soporto á Heine y á Becquer por la singularidad de la ironía, y porque cantan amores que en nada se parecen á los de la comunidad de la especie humana. No son dos plañideras, sino dos leones exacer- bados por la pasión.
Dice así, al pie de la letra, el artículo 12 del bando: «El uso de las lloronas o plañideras, tan opuesto a las máximas de nuestra religión como contrario a las leyes, queda perpetuamente proscrito y abolido, imponiéndose a las contraventoras la pena de un mes de servicio en un hospital, casa de misericordia o panadería».
Por el aire tenebroso ignorada mano arroja un oscuro velo opaco de letal melancolía, y no hay nadie que, en lo íntimo, no se aquiete y se recoja al mirar las nieblas grises de la atmósfera sombría, y al oír en las alturas melancólicas y oscuras los acentos dejativos y tristísimos e inciertos con que suenan las campanas ¡las campanas plañideras que les hablan a los vivos de los muertos!
Delante cuya faz marcha la muerte, Que sin origen es, Que disipa los pueblos y naciones, Y encorva las montañas y peñones Debajo de sus pies; Que sobre nubes altas conducido Y de las tempestades precedido Domina el Aquilón, Sopla desolaciones plañideras Y sacude cual frágiles mimbreras Cipreses de Sión; Serenó con un rayo de alegría Su ceño que el Olimpo estremecía, Y el éter dio fulgor, Y un misterio pasó sobre las nubes Velando con las alas de querubes, Misterio del amor.
Junto a los ríos de Babel sentadas, fijos los tristes ojos en el cielo, al acordarse de, su patrio suelo, lloraban las cautivas de Israel; y al ver volar en el azul espacio las aves de la tarde plañideras, «id, les decían, dulces mensajeras, »y llevad nuestros votos a Salen: »saludad por nosotras esos campos »donde natura prodigó sus galas, »¡ah!
Ayer no más la mesa en que llorando estas estrofas plañideras trazo te vio en la tarda noche, a mí llegando, ceñir mi cuello con amante lazo.
¡Que nuestros poetas, en vez de pasar como interminable procesión de resucitadas plañideras que se dirigen a la danza macabra, desfilen como legiones de hombres que llevan en su corazón el fuego de las pasiones fecundas; en sus labios, el presagio de la victoria; en sus mejillas, el color de la sangre, es decir, el tinte de la juventud, del amor y de las rosas!
Queda explicado, pues, que la afluencia del pueblo no era por recibir escasa limosna, en mi entierro al que hasta las plañideras (mujeres cuyo oficio era llorar por aquellos a quienes habían conocido tanto como a la ballena de Jonás) se negaron a funcionar, sino por la curiosidad de saber el contenido del pliego.
Otros chicos, en las calles que el aprendiz iba recorriendo, extendían la mano, contando cosas muy plañideras, y los señores, sin mirarlos les alargaban perros.
Tendidas a lo largo -laberinto- desveladas sin velas plañideras, nostalgia a cuatro cirios, les van cayendo los días, derrumbándose sus auras y entre neurosis que trotan sus algias de noches rojas van muriendo en la agonía de los pasos que las pisan y las mutilan.