plañidera


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con plañidera: plañidero

plañidera

s. f. Mujer a la que se pagaba para asistir a los funerales y llorar al difunto.

plañidera

 
f. Mujer llamada y pagada que iba llorando en los entierros hebreos; perduró entre los griegos y romanos.
Sinónimos

plañidera

sustantivo femenino
Traducciones

plañidera

pallbearer

plañidera

prefica

plañidera

SF(paid) mourner
Ejemplos ?
Una vez en el calabozo fijaban sus ojos espantados en el preso que continuaba gimiendo con su voz débil y plañidera -¡Ay, señor, tengan compasión de este pobre viejo!
La Jacoba, que era una mujercilla pequeña, de ojos ribeteados, de apergaminadas facciones, con dos toques, cual de ladrillos en los pómulos, contestó en voz plañidera: -¡Ay comadre!
El alma suplicó, plañidera, pero el Pescador, sin hacerle caso, bajó saltando de risco en risco, tan seguro de pies como una cabra.
Y aún la ronca paloma plañidera parece que de lejos también llora, como si su desdicha conociera, con lamentable canto a su señora.
Si habían de matarla, mejor era dejarse morir! Solo la voz plañidera del niño la sacaba de su ensimismamiento. -Mi madre, tengo hambre.
cuadros, palpitantes de verdad é interés, tipos y costumbres sociales; que deje traslucir siempre un plan filosófico; que crea y no dude, que ame y no maldiga, que enseñe y nos deleite! Yo quiero, en fin, que el poeta, antes que todo, sea hombre y hombre de su siglo, y no ridicula plañidera de duelo antiguo.
El estipendio, según reza un añejo centón que he consultado, era de cuatro pesos para la plañidera en jefe y dos para cada subalterna.
Arrójase casi exánime al suelo y, cuando recobra por algunos momentos el sentido, oye en lo profundo la voz plañidera de su hija: ¡Madre, mía, madre mía, no me dejéis a oscuras!
Vimos las galas del festín de amores Trasformadas en pompa lastimera De luto funeral; En la tumba, del tálamo las flores Y convertido en troba plañidera El cántico nupcial.
El primero que recobró el uso de sus facultades fue el viejo de la tiznada calva quien viendo que el jefe iba ya a marcharse le cerró resueltamente el paso diciendo con plañidera voz: -Señor, apiádese de nosotros, que se nos cumpla lo prometido, lo hemos ganado con nuestra sangre.
Muchos lloran y lloran y se quejan, y entre quejas y llantos y suspiros, que hijos son del dolor, la ruda fuerza del dolor mitigan, cantando al son de lira cariñosa con plañidera voz.
Oíase la triste y plañidera queja del mochuelo, que impele a ir a consolarlo; suena tan melancólico su canto entre la armonía de la naturaleza, como para probar que hay en ella una voz, así como en el corazón hay una cuerda, que vibra siempre melancólicamente, aunque el día haya sido brillante y sea la noche serena.