pituita

pituita

(Del lat. pituita, moco.)
s. f. FISIOLOGÍA Líquido viscoso que segregan las membranas, en especial la de la nariz. moco

pituita

 
f. fisiol. Humor viscoso que segregan varios órganos del cuerpo animal, esp. las membranas de la nariz y los bronquios.
Ejemplos ?
¿Por qué razón no te iría a ti bien y dichosamente? Tú sudor no tienes, no tienes saliva, moco y mala pituita de nariz. A esta limpieza añade una más limpia, que el culo tuyo más puro que un salero está, y ni diez veces cagas en todo el año, y aun esto más duro es que una alubia o unas piedrecillas, lo cual tú si con las manos trizaras o refregaras, nunca un dedo emponzoñarte podrías.
Estos cambios hacen la sangre acre, salada o picante, y consumen las carnes. De aquí procede la bilis y la pituita. Los jugos mortíferos y los humores corrompidos son poco peligrosos, si no penetran profundamente; lo son más, si el origen del mal está en los huesos; y mucho más aún si ataca la médula.
Las otras enfermedades proceden del aire, de la bilis o de la pituita, que aumentan con exceso y salen del sitio que les es natural, para ocupar otro, en que se hacen peligrosas; porque se apoderan de las partes sanas, y arrojan todo lo que no está corrompido para sustituirlo con cuerpos infectos que ellas disuelven, asimilándoselos.
Aquel modelo de elegancia, aquel duque, vigoroso en las orgías, soberbio en la corte, gentil para con las mujeres cuyos corazones había retorcido como un campesino retuerce una vara de mimbre, aquel hombre ingenio, tenía una pituita pertinaz, una molesca ciática y una gota brutal.
Pero los que por las aguas que están sobre los cielos quieren que se entiedan los ángeles, fúndanse en el peso de los elementos, y por eso no imaginan que pudo dar asiento a la naturaleza fluida y grave en la parte superior del mundo; los cuales, si a su modo, y según sus razones y discursos pudieran formar al hombre, no le pusieran en la cabeza la pituita (o humor flemático) que en griego se llama phlegma...
De acuerdo con Galeno, los elementos fueron usados por Hipócrates cuando describía el cuerpo humano, asociándolos con los cuatro humores: la bilis amarilla (fuego), la bilis negra o melancolía (tierra), la flema o pituita (agua), la sangre (aire).
Francisco Hernández de Toledo, en el mismo siglo relata: es astringente, cura las disenterías y demás flujos, la inflamación de los ojos, las hemorroides y el empacho, refresca las fiebres, combate el excesivo calor, afirma los dientes, aprieta y fortalece las encías, evacua la pituita, calma los dolores lavando el lugar dolorido con el agua, madura y abre los tumores, favorece la concepción y cura las úlceras de la boca o cualesquiera otras Aseguran algunos que mezclada con chilli alivia la tos y evacua la orina y que sola purga la bilis.
Este término sánscrito pittá, es parecido al español, «pituita» (que significa 'moco'), que proviene del latín pītuiīta ('moco'), relacionado con el griego ptuo ('escupir').