pitanza


También se encuentra en: Sinónimos.

pitanza

(Del lat. pietas, piedad.)
1. s. f. coloquial Comida de cada día o del día.
2. Distribución diaria de alimentos o dinero. racionamiento
3. Ración de comida que se distribuye a los pobres o a las personas que viven en comunidad. rancho

pitanza

 
f. Distribución diaria de una cosa, comestible o pecuniaria.
Ración de comida distribuida a los que viven en comunidad o a los pobres.
fam.Alimento cotidiano.
Precio o estipendio dado por una cosa.
Sinónimos

pitanza

sustantivo femenino
Traducciones

pitanza

SF
1. (= ración) → daily rationgrub, chow (EEUU)
2. (= precio) → price
3. (Cono Sur) (= ganga) → bargain; (= ventaja) → profit
Ejemplos ?
Por supuesto que el diablo se hacía el sordo, y la bruja, que previamente había recibido la pitanza, daba por terminado el sortilegio, diciendo que si Pateta no se presentaba era porque la víctima tenía miedo o falta de fe.
Sí, lo confieso: soy inútil. No trabajo por arrancar a otro su pitanza; no bajo a hacer la vida sórdida de ciertos previsores. Y no ahorro ni en seda, ni en champaña, ni en flores.
Trobaron a Ieronimo preste parroquial, Omne sin grandes nuevas. sabie pocco de mal, Levaronlo por mano a la siet catedral, Dieronli por pitanza la siella obispal.
Desmintiendo al refrán «el abad de lo que canta ganta», el buen párroco de San Jerónimo jamás hostilizó a nadie para el pago de diezmos y primicias, ni cobró pitanza por entierro o casamiento, ni recurrió a tanta y tanta socaliña de frecuente uso entre los que tienen cura de almas a quienes esquilmar como el pastor a los carneros.
Convengamos en que su merced no era ningún pobre de hacha, nombre que se daba en Lima a los infelices que, por pequeña pitanza, concurrían cirio en mano al entierro de personas principales y que hacían coro al gimotear de las plañidoras o lloronas.
Dormiremos en un ranchuelo que nos harán los indios con matas de árboles. Se encenderá una hoguera para guisar la pitanza y para espantar a los bichos.
Ahora que ya no existe esa ruin disculpa de la pitanza por asegurada, seguiréis siendo pasivos, seguiréis desconociendo a los que luchan para hacer que la humanidad coma un pan que no amase la ignomia?
Pero en la familia hay una capellanía que ningún varón ha querido, y el tío Jeromo sacrificó de buena gana algunas haciendas para ayudar a costear la carrera a su hijo mayor y asegurarle la pitanza, ordenándole a título de aquélla, cuyas rentas, por sí solas, no alcanzaban a tanto.
Desapareció de la barraca Expósito. Quedáronse las artistas sin pitanza. La primera vez que, aprovechando la distracción de una dama que miraba el escaparate de una joyería, Restorán le sacó delicadamente del bolsillo el portamonedas, algo se agitó en su conciencia inculta, algo quiso decir la sangre; pero era sangre nueva, formada con chuletas y pasteles; la antigua, la que quizá fuese azul, se la habían chupado todas las negras artistas, sustentándose con sus jugos.
Pero aunque el Hambre magro y la verde Sed luchan como víbora con áspid, poco nos interesa la pitanza carcelaria; porque aquello que enfría y mata por completo es que cada piedra levantada de día se torna en corazón de noche.
La incredulidad en la propia muerte -ese curioso fenómeno tan humano- crecía en Jacinto a cada bocado de la sabrosa pitanza, a cada sorbo del zumo añejo que llevaba a sus venas calor eficaz.
La novia de Cervantes, y del manchego heroico, el ama y la sobrina —el patio, la alacena, la cueva y la cocina, la rueca y la costura, la cuna y la pitanza—, la esposa de don Diego y la mujer de Panza, la hija del ventero, y tantas como están bajo la tierra, y tantas que son y que serán encanto de manchegos y madres de españoles por tierras de lagares, molinos y arreboles.