Ejemplos ?
En su segunda etapa en la editorial destacan las series Floripondia Piripí (1958), Pepe, el hincha (1962), fruto de su pasión por el fútbol; Pitagorín (1966), protagonizada por un niño superdotado; y Rudesindo el bucanero (1966).
En 2009, una selección de sus historias se incluyó en el volumen Pitagorín y otros personajes inocentones, de la colección "Clásicos del Humor" de RBA.
El investigador Juan Antonio Ramírez lo incluye en el apartado de Marginados, junto a otros personajes de la editorial como Carpanta (1947), Gordito Relleno (1948), Currito Farola (1951), Don Danubio (1951), Morfeo Pérez (1952), Rompetechos (1964) y Pitagorín (1966), caracterizados por un alto grado de extrañamiento respecto a su entorno.
Cifré (Guillermo Cifré Figuerola, 1922-1962), creador, entre otros, de El repórter Tribulete y Don Furcio Buscabollos; Conti (Carlos Conti, 1916-1975), creador de Carioco y Apolino Tarúguez y su secretario; Escobar (Josep Escobar Saliente, 1908-1994): creador de series como Carpanta y Zipi y Zape Giner (Eugenio Giner, 1924-1994), creador de la única serie realista de la etapa inicial de "Pulgarcito", El Inspector Dan de la Patrulla Volante, y Peñarroya (José Peñarroya Peñarroya, 1910-1975), padre de Don Pío, Gordito Relleno o Pitagorín.
El investigador Juan Antonio Ramírez lo incluye en el apartado de Marginados, junto a otros personajes de la editorial como Carpanta (1947), Gordito Relleno (1948), Currito Farola (1951), Don Danubio (1951), Morfeo Pérez (1952), Agamenón (1961) y Pitagorín (1966), caracterizados por un alto grado de extrañamiento respecto a su entorno.
Ramírez lo incluye en el apartado de Marginados, junto a otros personajes de la editorial como Carpanta (1947), Gordito Relleno (1948), Don Danubio (1951), Morfeo Pérez (1952), Agamenón (1961), Rompetechos (1964) y Pitagorín (1966), caracterizados por un alto grado de extrañamiento respecto a su entorno.
Pitagorín es una serie de historietas, y su protagonista homónimo, creada por José Peñarroya en 1966. Cuadrado (2000), p. 976. Representa las tribulaciones cotidianas de un niño superdotado.
El nombre Pitagorín es una derivación en diminutivo del filósofo y matemático griego Pitágoras de Samos. Ha calado en la cultura popular y suele usarse de forma despectiva como sinónimo de empollón o nerd.
En el ámbito educativo, también es una referencia común usar el concepto de "pitagorín" como joven inteligente. Tras aparecer en la revista "Pulgarcito" en 1966, Pitagorín fue publicado en diferentes revistas de la Editorial Bruguera como "Super Pulgarcito", "Mortadelo Especial", "Copito" y "Super Cataplasma" durante los años setenta.
A pesar de ello, Pitagorín siempre fue un niño extraño que no obtuvo demasiado respaldo del público lector debido a sus características tan inverosímiles.
El investigador Juan Antonio Ramírez incluye a Pitagorín en el apartado de Marginados, junto a otros personajes de la editorial como Carpanta (1947), Gordito Relleno (1948), Currito Farola (1951), Don Danubio (1951), Morfeo Pérez (1952), Agamenón (1961) y Rompetechos (1964), caracterizados por un alto grado de extrañamiento respecto a su entorno.
El investigador Juan Antonio Ramírez lo incluye en el apartado de Marginados, junto a otros personajes de la editorial como Gordito Relleno (1948), Currito Farola (1951), Don Danubio (1951), Morfeo Pérez (1952), Agamenón (1961), Rompetechos (1964) y Pitagorín (1966), caracterizados por un alto grado de extrañamiento respecto a su entorno.