pirata

(redireccionado de piratas)
También se encuentra en: Sinónimos.

pirata

(Del lat. pirata < gr. peirates, bandido.)
1. adj. De la piratería.
2. Que es clandestino o no está autorizado copia pirata; radio pirata.
3. adj./ s. m. y f. Que roba en el mar le gusta leer novelas de piratas y de aventuras. corsario
4. s. m. Persona cruel y despiadada.
5. pirata aéreo Persona que, bajo amenazas, obliga a la tripulación de un avión a modificar su rumbo.

pirata

 
adj. Pirático.
Clandestino, fraudulento, ilegal.
m. Ladrón que recorre los mares para robar.
fig.Sujeto cruel que no se compadece de los trabajos de otro.

pirata

(pi'ɾata)
sustantivo
1. navegante dedicado al asalto de barcos y costas Henry Morgan fue uno de los más famosos piratas.
2. persona que se aprovecha o copia el trabajo de otros La policía desbarató una banda de piratas que editaba música sin licencia.
persona que accede y manipula ilegalmente sistemas informáticos Un pirata informático infiltró un virus en el sistema de seguridad del banco.

pirata


abreviación
1. característica relativa a los navegantes que se dedicaban al asalto Todavía hay quienes buscan ocultos tesoros piratas.
2. que está realizado fuera y en contra de la ley En la calle se consiguen películas piratas.
Sinónimos

pirata

sustantivo masculino
Traducciones

pirata

pirate

pirata

Pirat

pirata

pirate

pirata

pirata

pirata

pirát

pirata

pirat

pirata

merirosvo

pirata

gusar

pirata

海賊

pirata

해적

pirata

piraat

pirata

pirat

pirata

pirata

pirata

pirat

pirata

โจรสลัด

pirata

korsan

pirata

cướp biển

pirata

海盗

pirata

海盜

pirata

A. SMF
1. (= corsario) → pirate
pirata aéreohijacker
2. (Inform) pirata informático/ahacker
3. (Literat) → plagiarist
4. (= granuja) → rogue, scoundrel
5. (Com) → cowboy, shark
6. (anticuado) (= persona cruel) → hard-hearted person
B. ADJ barco piratapirate ship
disco piratabootleg record
edición piratapirated edition
emisora piratapirate radio station
Ejemplos ?
Los demás Estados ribereños que, adoptando los mismos principios, quisieren tomar parte en la empresa bajo las mismas condiciones, contribuirán también á ella con alguna cuota pecuniaria Las dos Altas Partes Contratantes se obligan á entregarse mútuamente los incendiarios, piratas, asesinos alevosos, falsificadores de letras de cambio, escrituras o monedas, quebrados fraudulentos, tesoreros ó depositarios públicos y otros reos de crímenes atroces, cuando sean reclamados por el Gobierno de una Nación al de la otra, con copia certificada de la sentencia definitiva, dada contra los reos por el Tribunal ó Juez competente.
Sólo odio cosecharán sus recuerdos y escupitajos sobre sus lujosas tumbas Su nombre será borrado con mierda que es lo único que hicieron con su vida Arteros filibusteros, piratas, ladrones de la felicidad.
Es cierto, la habían privado por algún tiempo sus opresiones y calamidades de no manifestarse a la par de sus deseos; pero en el momento que logró verse libre de esas infaustas legiones de piratas...
Que el dicho Don Alonso de Mestanza ofrezca a Su Majestad cien mil pesos de a ocho reales de contribución que dará esta Ciudad y sus vecinos en tiempo de doce años para los gastos de las fortificaciones que fueren necesarias se hagan en el paraje y planta de la nueva Ciudad, (en) adelante de(l) Puerto de Cazones y paraje de la Sa(m)baneta, por lo a propósito que es el sitio, como este Cabildo lo tiene representado en dicha Real Audiencia, y dentro de la circunvalación de dicha fortificación ha de ser regular a resistir cualquier invasión que se intente ahora, se aporte (lo poco que hay en) nada o por (los) piratas (que se alojaren en lo venidero).
Era una escuela que tenía Hombres y Mujeres antiguos -dignos de nombrarse sembradores- vestidos de humildad tan sabia que sus pilares eran vigorosos y la sostenían de los sátrapas que anhelaban cerrarla como a un antro contagioso de verdades que no les convenían a los irredentos piratas de fragatas falsarias Y farsantes.
Así, aunque la escuadra sostuvo con los piratas, cerca de Panamá, siete horas de recio combate el 8 de Julio de 1585, éstos lograron escapar, maltrechos y con muchas bajas, merced á lo contradictorio de las órdenes de los tres almirantes españoles, que estuvieron siempre durante la campaña naval, en perpetuo antagonismo.
No serán admitidos en los puertos de la Confederacion Argentina y en los de la República del Paraguay, piratas ó ladrones de mar, y los Gobiernos de ambos Estados se obligan á perseguirlos y aplicarles rigorosamente la ley, del mismo modo á sus cómplices, y á los ocultadores de bienes asi robados.
¡Ah que los ingleses tan “eleglantes”! Ni en los cuentos de piratas pierden su compostura. Don Trompo en un trono luce sus trapos Entre tanto, en otra trampa, Don Trompo fue muy trampeado.
Después, navegando entre, por desgracia, advenedizos del magisterio, sin vocación, simples trampolineros, piratas; transcurrieron los años de una escuela primaria convertida en represora.
Dicen que por los años de 1640 hubo en mi tierra una cuadrilla de ladrones que ejercitaban su industria asaltando los monasterios de monjas donde era fama que, amagados como vivíamos por piratas ingleses y holandeses, depositaban muchas familias alhajas valiosas y hasta saquitos repletos de onzas de oro.
Que en los cuarteles de Peñuelas se dio noticia de que un bajel de piratas, que infestan las costas en estos mares del sur, había tomado tierra en el puerto de Tongoy.
Di orden a Don Pedro Cortes y Mendoza para que con doce hombres de su cargo fuese a dicho paraje a tomar conocimiento del enemigo y a impedir, en lo posible, que nos hiciese hostilidades en los contornos de aquel lugar, distantes diez leguas de los cuarteles de Peñuelas, y habiendo llegado a ejecutar dicha orden, halló veinte piratas que aparejaban las cargas de provisiones que habían hecho para embarcar...