pique


También se encuentra en: Sinónimos.

pique

(De origen incierto.)
1. s. m. Enfado o disgusto momentáneo de una persona con otra producido por un lance del juego, por una disputa o una competición no sé qué le han hecho, pero tiene un pique... enojo
2. Estímulo en la realización de una cosa, producido por rivalidad o amor propio.
3. Señal o marca de cualquier tipo practicada en el billete del viajero o en la entrada que permite el acceso a un recinto el revisor hizo el pique de los billetes muy tarde.
4. Acción que consiste en la colocación de señales en un libro u otro escrito.
5. JUEGOS Lance en el juego de naipes de los cientos que consiste en que el jugador que es mano cuenta sesenta puntos cuando el contrario no ha hecho ninguno.
6. ZOOLOGÍA Especie de pulga, insecto sifonáptero.
7. Argent., Nicar., Par. Camino estrecho que se abre en un bosque.
8. Chile JUEGOS Juego infantil.
9. Chile, Hond. MINERÍA Socavón que, con fines mineros, se hace en un monte.
10. Argent. En competencias, y refiriéndose a animales y automotores, aceleración.
11. a pique loc. adj/ loc. adv. 1. Expresión que indica que la costa forma como una pared, o que la orilla está cortada a plomo. 2. Próximo a.
12. a los piques loc. adv. Argent. coloquial Con prisas, de forma apresurada y rápida.
13. echar a pique NÁUTICA 1. Hacer que se hunda un buque. 2. Hacer fracasar una cosa.
14. irse a pique NÁUTICA 1. Hundirse un buque u otro objeto que flota en el agua. 2. Fracasar o terminar una cosa: el negocio se fue a pique.

pique

(De origen incierto.)
s. m. NÁUTICA Varenga en forma de horquilla que comienza a cerrar el ángulo de sus dos ramas hacia la parte de proa.

pique

 
m. Resentimiento o disgusto ocasionado por una disputa u otra cosa semejante.
Empeño en hacer una cosa por amor propio o por rivalidad.
Acción y efecto de picar poniendo señales en un libro, etc.
A pique. loc. adv. Cerca, a riesgo, en contingencia.
Echar a pique. Hacer que un buque se sumerja en el mar.
fig.Destruir y acabar una cosa.
Irse a pique. Hundirse en el agua una embarcación u otra cosa flotante.

pique

('pike)
sustantivo masculino
1. enfado o rivalidad entre dos o más personas ocasionado por un enfrentamiento Hay pique entre mis hermanos por un asunto de dinero.
2. rebote de una pelota El jugador de básquet perdió el pique y cometió una infracción.
3. celeridad que tienen los animales o vehículos veloces un caballo de mucho pique
hundirse un barco o fracasar algún otro asunto La empresa se vino a pique por la crisis económica mundial.
Traducciones

pique

5

pique

pique

pique

ナラタケ

pique

echte honingzwam

pique

ripicca

pique

pique

pique

Pique

pique

Pique

pique

1 SM
1. (= resentimiento) → resentment, pique; (= inquina) → grudge; (= rivalidad) → rivalry, competition
tener un pique con algnto have a grudge against sb
tienen (un) pique sobre sus cochesthey're always trying to outdo one another with their cars
estar de piqueto be at loggerheads
2. echar a pique [+ barco] → to sink; [+ futuro, carrera] → to wreck, ruin
irse a pique [barco] → to sink; [esperanza, familia] → to be ruined
3. estar a pique de hacer algo (= a punto de) → to be on the point of doing sth; (= en peligro de) → to be in danger of doing sth
4. (LAm) (Min) (= galería) → mine shaft (Méx) (= pozo) → drill, well
5. (LAm) (= rebote) → bounce, rebound
6. (CAm, Cono Sur) (= sendero) → trail, narrow path
7. (Andes) (= insecto) → jigger flea

pique

2 SM (Naipes) → spades

pique

3 SM [de droga] → fix, shot
Ejemplos ?
(Aplausos.) Escuchamos la orquesta de la universidad y al conjunto local «Grisú», trayéndonos la capacidad creadora de los trabajadores y diciéndonos en los versos lo duro que es el pique de la mina, lo oscuro que es el carbón, pero cómo lo enciende el hombre que tiene conciencia revolucionaria para señalar el camino de la rebeldía justa de los pueblos.
Ninguno; quizá no sobrevivir a los otros, cuyos cuerpos obstruían el paso, revueltos con las embarcaciones sacrificadas, echadas a pique.
Desgraciao tú, ¡camará!, y no hay chusco en cualisquier negocio que no haga pará y fonda en tu faltriquera, ni jembra que no te pique en er pico, y te sobra salú y no hay naide que no te estime.
Pasada la sierra se halla la pampa morada ó Cum-belfem, que con cum-cum-geyú forman los valles más extensos del Limay. Entre estas dos abras existe una colina, alta de 600 pies, cortada á pique sobre el río.
Allí jugábamos al jito y a la catona, hasta sudar la gota de medio adarme; también jugábamos a las guerrillas y al rodrigón, juegos muy en uso entonces, que los había traído un salmista de Cervatos, emigrado por cierto pique que tuvo con un prebendado de aquella Colegial.
Esa es la rescoldera que a usté le pica; pero por más pedriques que echen en Miranda y más velas que pongan a los Mártiles, San Pedruco el nuestro los ha de echar a pique.
Y como sucede siempre que un carro se pone a pique de volcar, ni el carro ni el conductor, ni el de la situación, ni el ministro han sufrido lesiones graves; pero sí los conducidos incautos tenedores de los que, los menos desgraciados, amaneciendo orondos y regalados el 1 de mayo, quizá presenciaron en forzoso ayuno el esplendor de la Septembrina presidiendo la cívica solemnidad del día siguiente.
"Vino el día con muestras de mayor tormenta que la pasada, y hallamos que el bajel había virado un gran trecho, habiéndose desviado de las peñas un buen trecho, y llegádose a una punta de la isla; y, viéndose tan a pique de doblarla...
Este paseó una mirada por el interior de la cocina, y -Que Dios te bendiga y tamién a la compaña -exclamó, avanzando lentamente hacia el ventero. -¿Y de aónde viée usté a estas horas, a pique de un repique?
En la junción del ángulo recto hacia el Oeste está lo que llaman la casilla, edificio bajo, de tres piezas de media agua con corredor al frente que da a la calle y palenque para atar caballos, a cuya espalda se notan varios corrales de palo a pique de ñandubay con sus fornidas puertas para encerrar el ganado.
Las fuerzas que permiten entregar un pobre padre alucinado a la mas atroz pesadilla tienen también un límite. Y el nuestro siente que las suyas se le escapan, cuando ve bruscamente desembocar de un pique lateral a su hijo.
Un mes después del incendio y hundimiento de la escuadra peruana, el mismo contralmirante Riveros en una comunicación a su ministro de guerra en campaña, Vergara, le decía: “He averiguado que la compañía del Dársena podría encargarse de la extracción de todas las embarcaciones a pique, sin otra ganancia que el casco del “Chalaco”, tal como se encuentra, a condición de que para hacer ese trabajo se le faciliten las chatas del gobierno (chileno) y bombas que hay disponibles, y se le venda a precio de costo la madera que necesite para ese trabajo, y que el gobierno tiene en los transportes”.